Vistas de página en total

viernes, 16 de septiembre de 2022

Cardos y espinas

 




*Foto intervenida

La he buscado en las grietas que aún quedan de la ciudad

derruida;

en cada ceja de luz que los robles y encinos de la vecindad

del bosque dejan filtrar arriba de su dosel.

Palmo a palmo la busco en las multitudes que se agolpan en los espacios abiertos de las ciudades,

y sólo rostros apretados por la ansiedad,

me devuelven sus miradas.

Quizás,

sin darnos cuenta,

somos fantasmas

buscando una sonrisa,

cuando ya todo está muerto.

Entonces,

cómo encontrar la felicidad,

si en los ojos sólo hay cuencas

donde florecen las espinas

y los cardos.

 



40 comentarios:

retazosmios dijo...

Qué triste realidad aflora en tus versos, amigo Carlos. La felicidad al parecer en esta humanidad pasó a un segundo plano. La felicidad se cambia hoy día como cualquier cromo cambiábamos en la niñez, sin pararnos a pensar que sin felicidad no se puede vivir; no se es más feliz por todo aquello que se anhela hoy tener. La felicidad implica a la persona que de alguna manera se sienta realizada en la vida. Es un concepto que cada cual aplica a su buen criterio y en algunos casos incluso llegan hasta confundir.
Siempre un placer leerte amigo Carlos.
Un fuerte abrazo y te deseo feliz fin de semana.

Macondo dijo...

Desgarradores, pero muy buenos tus versos.
Un abrazo.

carlos perrotti dijo...

"Quizás,
sin darnos cuenta,
somos fantasmas
buscando una sonrisa..."

Pusiste en palabras, amigo, un provocativo interrogante que muchos tienen y no alcanzan a develar. Misión del Poeta: provocar.


Abrazo sin sombrero una vez más.

mariarosa dijo...

Una realidad que nos va dando la vida a medida que avanzamos en ella. soledad, grietas y cuencas vacias. QUe buen poema Carlos, con su dolor a cuestas es una realidad que nos avanza.

Un abrazo.

mariarosa

Rainbow Evening dijo...

as people said that happines is everywhere.... we should be able to find it...
wonderful poem... love it.

Cora dijo...

Soy Cora.... Un poema donde las espinas dejan la herida profunda y en la mirada siempre se confirma.
Se marchita la raíz y entonces nada florece.

Bellísimas tus letras, mi admiración
Feliz fin de semana.

Besos y abrazos, mi cuenta hoy va mal.
El mundo de Cora

Verónica O.M. dijo...

Tan bien escrito...
Quizá no esté fuera y debamos buscarla en nosotr@s.
Un abrazo.

Tatiana Aguilera dijo...

Buscamos y buscamos, más allá del concepto su esencia. Buscamos en cada mirada, en cada atisbo de belleza y de insinuación. Buscamos y, a veces, solo encontramos el vacío y la melancolía, aún así, vale la pena su búsqueda.

Abrazos Carlos

J.P. Alexander dijo...

Genial y estremecedor poema. A veces la vida esta llena de dolor y desesperanza. Pero aun así debemos luchar por lo que deseamos. Te mando un beso.

Albada Dos dijo...

Tal vez somos eso, casi fantasmas en busca de un abrazo.

Un abrazo

Cora dijo...

Un poema donde las espinas dejan la herida profunda y en la mirada siempre se confirma.
Se marchita la raíz y entonces nada florece.

Bellísimas tus letras, mi admiración
Feliz fin de semana.

Besos y abrazos

Alfred dijo...

Tremenda la realidad expuesta, un panorama desolador, en el que la deshumanización impera.

Un abrazo.

Ricardo Tribin dijo...

Me encanta leerte, mi estimado Carlos Augusto.

Te deseo lo mejor en este fin de semana.

Enrique TF dijo...

Magnífica y poética fotografía de como sufre esta sociedad la desilusión en la que vive.
Quizás tenga solución, pero esas heridas son profundas.
Un abrazo, Carlos.

Nino Ortea dijo...

Hola, Carlos:
La búsqueda de vida en otros nos aleja de la sensación de muerte que da la quietud. Al caminar no miramos nuestra sombra, sino que la luz en otros. La noche y la oscuridad son sombra en la que podemos espinarnos al abrazar cardos creyendo que son claveles.
Un abrazo, Carlos.

Rocío G. Tizón dijo...

Estupendos y tristes versos. Un fuerte abrazo, amigo Carlos.

Gustab dijo...

Y camino las delirantes calles cubiertas de adoquines, buscando donde agarrarme para no caer en la desdicha...
Ella espera, atrás de la ventana, desnuda etérea.. siempre ahi, detrás de las transparentes cortinas, sus senos rozan levemente sus gasas, erectandose en la soledad de la lumbrera que entra por la vieja portilla de madera astillada. Suspira amores y caricias, suspira eterna mi llegada.

Rud dijo...

Estimado Carlos
Con la técnica que has utilizado para colorear tanto el texto, como el fondo; le has dado un protagonismo increíble a los altos y bajos de las letras. No te analizo, no soy sicóloga; lo veo desde el punto de vista del arte. ¡Hermoso!
Ya se ha de llegar el día en el cual todos estemos como la imagen; procuremos encontrar la felicidad dentro de nosotros, créeme que siempre ha estado ahí :)
Un fuerte abrazo

Solo Yo dijo...

amargo poema..

Conchi dijo...

Cuanta tristeza hay en tu poema Carlos.

Un abrazo.

lichazul dijo...

Sentido poema


Buen comienzo de semana

lichazul dijo...

Muchas gracias por tus huellas 👍

José A. García dijo...

Algunas veces, continuar se hace más difícil que abandonar, incluso hasta parece que tiene más sentido.

Saludos,
J.

Frodo dijo...

En tus palabra parece no haber escapatoria, querido Carlos.
Pero que hayas hecho poema ese sentimiento, es encontrarle un poco el sentido a esa búsqueda.

Abrazos

Juvenal Nunes dijo...

Em vida buscamos a felicidade.
A morte afasta-nos da realidade social e transporta-nos para o além onde já nada mais é possível.
Abraço amigo.
Juvenal Nunes

Alexander Strauffon dijo...

Eso, bien.

Un saludo, y que todo esté de lo mejor allá.

lichazul dijo...

Carlos, tu enlace de blog no se actualiza, ojalá lo puedas arreglar

Abrazos

Maria Lucia (Centelha) dijo...

Um dos significados da existência, é a busca da felicidade. Ficamos tanto tempo procurando fora , e esquecemos que podemos encontra-lá em nós.
Beijo pra você Carlos Augusto.

Frases Bonitas dijo...

Muy tristes letras nos deja.

Rainbow Evening dijo...

have a great day

Tinta en las olas dijo...

Como cambió el significado de la felicidad, pocos la tienen y sin embargo creen disfrutarla. Excelente. Un abrazo.

Graça Pires dijo...

Rostos ansiosos. Fantasmas de si mesmos. A nostalgia num poema belíssimo!
Uma boa semana com muita saúde.
Um beijo.

JLO dijo...

Se la busca y a veces se la encuentra a la felicidad pero si van con esos ojos, se hace mas difícil. Saludos.

Majo Dutra dijo...

¡Emocionante y muy bello, Poeta amigo!...
No es fácil encontrarla, quizás por eso es tan deseada y encantadora
Me gustó tu excelente poema, Carlos.
Buenos y tranquilos días. Un abrazo de mucha estima.
~~~

Mario Paz dijo...

Aqui leyendo algo que en realidad no entiendp

São dijo...

Espero que ,desta vez, o comentário fique.


Felicidade é algo inexistente, quando muito, temos momentos felizes.

Besos

Carlos augusto pereyra martinez dijo...

Te leo

Mara dijo...


Quizás Carlos, quizás somos fantasmas. Muy bello, los cardos dan unas flores muy bonitas.
Un abrazo.

Franconetti dijo...

Tan cruda realidad como la vida misma. Versos triste y hermosos a la vez.
Un abrazo.

Galilea dijo...

Tremenda realidad... fantasmas en soledad.

Muy bueno 👏👏