Páginas vistas en total

miércoles, 28 de julio de 2021

ONÍRICA

 







Foto intervenida de internet



Hoy me han nacido plumas

y voy errando bajo un cielo

sin nubes sin norte;

no importa a dónde ir,

sólo planear sostenido por el aire...

mañana quizás me salgan escamas,

y sea pez,

en aguas abisales,

gratificado de estar ahí,

en lo más profundo

como en una placenta

de agua salada.

Después no sé qué seré,

acaso un frondoso samán

que anide pájaros en sus ramas,

y arraigue en suelo fértil...

ya me salen raicillas,

y siento la humedad de la tierra,

voy buscando entre su carne,

sales y agualodos...

Ojalá llueva pronto,

a cántaros

para refrescar esta sed vegetal.




sábado, 17 de julio de 2021

Razón de una canción

 






  Foto intervenida



Cuando pasaron junto al bar, la mujer se estremeció. Víctor Heredia cantaba, "Para recalcar que estoy vivo/En medio de tantos muertos". Hacía mucho tiempo que no escuchaba esa canción. Era la canción de él. Dos lágrimas largas rodaron por sus mejillas. Se quedó mirando al niño, lo alzó y lo besó con una gran ternura. Luego, se perdió calle abajo, cuando Heredia ya cerraba la canción: "Ay! fogata de amor y guía, / Razón de vivir mi vida"





lunes, 5 de julio de 2021

Vuelo de pájaros






*Foto propia intervenida


Han clausurado la puerta

que da al patio de la vieja casa.

Tras cristales aún se ve la fuente,

después de tantas telarañas zurcidas

por el tiempo.

Y en la nostalgia la sombra de su pelo

hecha de silencios;

y sus labios húmedos

-a pesar de los crudos veranos-

abiertos siempre al beso.

Sí. Aún está la fuente de piedra sin labrar

de donde rescataba los pájaros náufragos,

que, en los torrenciales inviernos,

caían en la pileta empapados por la lluvia.

¿A dónde hoy los pájaros?

¿A dónde hoy sus húmedos labios?

 



sábado, 19 de junio de 2021

AGUADA EN SEPIA

 










*Foto propia intervenida. Teatro Kussi Huayra (Piedecuesta). Los desvaríos del amor



Sé que no habito en la alegría de los que celebran con champagne

el social escalamiento (arribismo dice mi filósofo);

ni en el glamour de la mujer que se baña en perfume de Lacoste o Chanel;

tampoco estoy en el alma de aquel que saborea un Varela Sarrazanz,

con el falso deleite de un somelier de caro restaurante;

ni en la de aquel que comenta Madame Buterfly a su mujer con mendaz goce,

en un palco sombrío de la ópera.

Nada de eso soy, menos lector de un Cuáthemoc, Walter Rizo o Coelho, que venden libros como si fueran chorizos

Soy de los que se gozan a Fellini en un teatro de miseria,

si es que estos teatros aún se salvan de la ruina,

y bebe el vino más barato en la trastienda,

mientras rasga una guitarra que el corazón arruga

y aniquila el alma.

Soy de los que leen a García Márquez sentado en la taza del baño de la casa;

a Borges al lado de una tinaja de chicha fresca;

a Mariamercedes en el alma anochecida de un bar malogrado por el tiempo,

donde ponen boleros de Daniel Santos, salsa de Blades, Lavoe y Cheo Feliciano;

a Roca en un viejo tiovivo con la cabeza repleta de cervezas.

Soy un cantor de versos desportillados,

que no olvida a Serrat, Sabina, Cabral, Silvio o Milanés en sus canciones;

soy el recuerdo y el olvido,

un actor perdido en la niebla de la escena,

un enamorado de la vida,

cantándole sus penas a la luna,

o ese hombre feliz con cara de niño

cuando las cometas hienden el viento

 

lunes, 7 de junio de 2021

AROMA DE NARANJO

 







Foto intervenida


La noche se perfuma de azahares

y la brisa es aroma de naranjo

esparcido en cada sueño,

en cada beso de amores desvelados,

en la piel de los amantes que no rezuman

sales,

ni sudores

sino jugos de naranjo,

cuando se agita el mar de sus adentros

y se desborda brioso

en la costa de sus cuerpos.

Esta noche,

un niño duerme bajo

las alas de un naranjo

se sueña cazando estrellas,

tirando su red en lo ancho del cielo.

Pero las deja ir enternecido,

y ellas lloran lágrimas amarillas,

lágrimas del naranjo

que le da alas a su sueño.

Esta noche se ha quedado

el azahar en tu pelo,

y en tus besos el sabor al naranjo dulce

que con tanto amor

alguna vez

sembramos en el patio




sábado, 29 de mayo de 2021

La casa

 





*Foto propia



La casa se pobló de sombras,

de fantasmas

cuando se quedó sola,

a los niños se los llevó la peste.

Entonces cegamos la fuente de los pájaros

en el patio de las begonias

Clausuramos todos los cuartos

y dándonos el último beso,

nos encerramos a morir

tristemente de olvido




miércoles, 19 de mayo de 2021

DE BESOS Y HUMEDADES







*FOTO  INTERVENIDA




Siempre su boca

 

 boca carnal,

 

desatando la humedad en mis labios.

 

Templa su beso mi deseo

 

como un atabal percutido

 

por la caricia de unos dedos de mujer

 

que saben desatar la pasión escondida.

 

Vuélvame a besar,

 

exprimamos los labios

 

qué la tormenta sea completa

 

y ya mansas  

 

mueran mis aguas,

 

en la gruta de su oquedad


de sales, líquenes y lotos