Páginas vistas en total

viernes, 28 de diciembre de 2012

SErrat, sesenta y nueve años


Serrat, sesenta y nueve años

  
   Conocí a Machado y Miguel Hernández por Serrat: "caminante no hay camino/ se hace camino al andar...(1)", y "Para la libertad/mis ojos y mis manos/ como un árbol carnal/ generoso y cautivo(2)". Serrat que es un poeta de la canción como Sabina, Alberto Cortez, Milanés y Silvio Rodríguez, cogió su poesía y le puso música, a los versos de estos dos poetas estatuarios españoles, almas gemelas en el pensamiento de libertad, por su antifranquismo, que al cantautor catalán le costó el exilio en México.

   Juan Manuel Serrat, cumple sesenta y nueve años de edad, y la mayor parte de estos, entregado a la pasión de su vida: el verso y la música, que aprecio en Serrat como sus aparejos para volar. No de otra manera se puede concebir ese espíritu abierto de Serrat, que bien lo define en aquellos versos de su canción Vagabundear, "Como un cometa de caña y de papel/ me iré tras una nube pa´ serme fiel..."

   Creo que sin Serrat, no hubiera entendido a una cantante como Mercedes Sosa, al payador Atahualpa Yupanquy, al legendario Víctor Jara, a un bohemio como Moustakis, a un contestatario indeclinable del jaez de Horacio Guarany, a un verseador con cojones como Víctor Heredia. Serrat es la vida, el pan diario, el amor cocinándose en la cotidianidad, en el camino que se anda para aprender o enseñar de la vida. Y lo mejor, porque Serrat, "para libertad/sangro, lucho, pervivo"

1. Caminante no hay camino
2. Para la libertad

martes, 25 de diciembre de 2012

Vacío:memoria del Nadaísmo


Hay estados de mi alma
donde la entidad se me niega.
Me precipito en un vacío sin fondo,
sin confines.
Limbo donde vaga la nada,
y no hay razón para el recuerdo,
menos caminos que alleguen al futuro.
Nao sin brújula,
voy errando la vaciedad de puertos.
Cómo recalar donde la tierra firme
no alcanza la categoría del concepto,
y los días y las noches
han perdido el norte de sus soles
y sus lunas.
Perfectamente agrego a la nada mi nada,
y me niego a la materia.

martes, 18 de diciembre de 2012

martes, 4 de diciembre de 2012

Memorial





Una canción nostalgia el pasado
en el trino de una guitarra, 
sentimiento de ausencia en cada acorde.
Esta noche la luna es una herida en el cielo
y  cada beso  una ansiedad febril de aferrar la vida.
Las luciérnagas siembran un camino de chispitas
en el aire quieto,
y un niño llora con desgano como si le faltara el aliento.
Vuelven los acordes de la memorial guitarra,
y la voz de Heredia:
"Para decidir si sigo poniendo
Esta sangre en tierra
Este corazón que bate su parche
Sol y tinieblas".
El aire aletea en las ramas de los matarratones.
Trae una lluvia menuda,
que moja de lágrimas 
esta tierra donde aún  duelen los muertos.