Páginas vistas en total

jueves, 2 de febrero de 2012

Amor de puta


















Cuando se lo contaron, pensó que moriría. Su hijo, enamorado de una de las putas del bar La herradura, lenocinio de mala muerte; eso si  muy bonita la condenada, y buen polvo doña Márgara, le confesaba el Pitufo, un moreno diente de oro, que se ganaba la vida pitando partidos de fútbol, y sacándoles la plata a las  guarichas, con el cuento de darles protección. Doña Márgara, no veía la hora, en que su hijo llegara a la casa, para acusarle las cuarenta, me va oir, que no van a quedarle ganas de volver con esa mujer. No lo dejó llegar a su cuarto, y entre el pasillo y la sala , se lo dijo con un acento erizado de ironía y reproche:
-Cómo se te ocurre enamorarte de una puta, hijo ?-
Y, él sin asomo de duda, seguro como un puente de hormigón:
-Si se le da amor a un perro, por qué no a una puta? Y, siguió de largo, dejándola con el rabo entre las piernas.


*A La Malquerida que en uno de sus posts, me dio pie para escribir este cuento.

27 comentarios:

Remedios la bella dijo...

Aplaudo este cuento. Esa destreza narrativa de su libro La Angustia de las alma en pena, se traduce en este cuento corto, con personajes de carnadura literaria como las putas. UN beso.

mariarosa dijo...

Vaya con la definición.

Me imagino lo que debe haber sentido la madre, pero el corazón de su hijo le dio la respuesta clara y simple, ¿por qué no amarla?

Me gustó.

mariarosa

midala dijo...

Toda la razón del mundo. El amor no tiene barreras.Las madres queremos lo mejor para nuestros hijos,pero...¿¿realmente dondeeee está lo mejor?en que cada uno sea libre para escoger.Mil besitosss me encantoooo

Verónica dijo...

¡Bonito cuento! además cada uno es libre de dar el amor a quien plazca, somos dueños de nuestros sentimientos, y para nada lo son los demás.
Besos, buen finde

OZNA-OZNA dijo...

gracias querido y admirado escritor y poeta por regalarnos tan bellas y profundas letras, miles de besinos de esta amiga admiradora que te desea feliz fin de semana.

Gala dijo...

Wow!
Impresionante tu entrada.
Me has dejado con los ojos como platos, ante la aplastante evidencia y la contundencia de tus letras.
Lejos de tu poesia habitual, estoy por decirte que este escrito es, sin despreciar tus letras, de lo mas original que te he leido.

Sinceramente me ha encantado.
Y es que el amor, no conoce raza, especia ni lugar..

Besos, desde la congelada Girona.

Isa Ramos dijo...

Ummmmmmmmm, muy bueno este minicuento. Cada cual es libre de elegir a la persona con quien quiere estar.
El hijo le dio una buena lección.
A mi entender la madre no era muy buena madre, ya que el hijo la califica de perro que quedó con el rabo entre las patas.

Pasé por aquí por que visito el blog de María. Gracias por leer mi poema y dejar constancia de ello.
Saludos y un abrazo, que tengas buen fin de semana

la MaLquEridA dijo...

Me quedo pensando si mi hijo está enamorado de una puta... me quedo pensando y no sé la respuesta.

¿Si. si lo está, cómo reaccionaría yo ante semejante cosa?


Gracias querido amigo, porque tu escrito es muy bueno.


Un abrazo.

Gustavo Figueroa V. dijo...

Un cuento extraordinario, no lejos de la realidad de muchos seres humanos, cuya condición social los ha marginado y condenado a lo "vulgar" y, sin embargo, como en el personaje de la historia, un ser humano capaz de dar amor sin "tirar la primera piedra"
Recibe mi admiración y respeto!!!

Alicia Abatilli dijo...

No todo debería tener una razón de ser, como el amor, no importa a quién, sólo importa el qué y el cómo.
Nada más.
Incondicional.
Un abrazo.
Alicia

Liliana G. dijo...

No hay reproche, ni siquiera de madre, que pueda con semejante argumento.
¡Estupendo, Carlos! Como siempre, para pensar...

Besotes.

Endless Love dijo...

En un cuento corto, una gran reflexión. ¿Y quien dice a quien debemos amar? ¿Por qué tendría que ser o no ser para poder enamorarnos?
Gracias por invitarnos a pensar aunque las respuestas que se nos venga no nos gusten mucho.
Feliz fin de semana
Un abrazo

ReltiH dijo...

FULLLLL, GENIAL!!!!!
UN ABRAZO

Ábradas dijo...

Queda claro eso de "hacer el amor": el amor nunca llega a estar hecho del todo porque lo hacemos entre todos y todo suma en su infinita fagocitosis. Una puta, o una piedra, o un paisaje, o "el amor de tu vida" son partes de ese todo desde el que nos aman y amamos.

memetika dijo...

Ah, pero qué hermosa conclusión :)

MORGANA dijo...

Ante el corazón no hay razón que valga...excelente Carlos.
Mi beso.

Diana Ƹ̴Ӂ̴Ʒ dijo...

Y bueno el amor nace con quien menos uno se lo imagina, no se elige, no se selecciona, no se piensa.

Simplemente se siente...

Muy buen enfoque del amor.
Genial!

Abrazos alados y lindo inicio de semana.

efa dijo...

No es fácil ser breve y eficaz en la prosa corta. Lo lograste con tu relato.
Justo manejo del lunfardo.
Vuelvo, seguro

gaia56 dijo...

Me gusta como escribes.
Y decirte que una puta es una mujer y desde mi punto de vista mejor no compararla con un animal.
Un beso.

MORGANA dijo...

Carlos,tienes un regalo en mi blog
Mi beso.

María dijo...

Has creado un bonito relato, siempre es un lujo leerte, Carlos.

Un beso.

Gabriela Amorós dijo...

Me gustó mucho lo compacto del relato al tiempo de que no se cierne sobre sí mismo sino que despunta hacia ese misterio que es o puede llegar a ser el amor. Hay sin embargo una frase, más bien interrogante, que siempre ha llamado poderosamente la atención pues no es la primera vez que la leo o escucho: "cómo se te OCURRE enamorarte...? Como si en el pálpito hubiera alguna ocurrencia o un oscuro ardid.
Enhorabuena Carlos por este microrrelato que da mucho qué pensar.

Un abrazo.

Mina dijo...

Wow.. me encanta, una etiqueta no es un impedimento para enamorarse, me ha gustado mucho.

Besos

David C. dijo...

que buen cuento. directo.

eder dijo...

bien, men

enfuga yremolino dijo...

Hoy x hoy,en general, con tanta decadencia de oficio en todos los rubros y, en particular, tanta competencia desleal en los reservados VIP de los boliches; afirmar que alguien pueda ganarse la vida trabajando de puta, viene a ser una calificación laboral de Doctorado.
Tal vez, en el aspecto profesional, habría que sacarse el sombrero.
http://enfugayremolino.blogspot.com/

Cliente X dijo...

Por desgracia hay gente que tiene en mayor estima a los perros que a las putas.