Páginas vistas en total

lunes, 16 de julio de 2018

Para el amor y la libertad


!Búscame¡ 
en las páginas de la vida,
allí donde la carroña no tiene cabida;
en las alturas del vuelo del cóndor,
y no en la ruta rastrera del buitre.
!Búscame¡
en las cuerdas de una guitarra,
donde una canción le canta a la libertad;
en los versos de un poema
donde el beso de una mujer me da amor;
en el amanecer de un cielo limpio,
donde encuentro paz.
!Búscame¡
en la libertad,
en la vida,
el amor,
que para la muerte
no tengo tiempo


foto propia, Piedecuesta

viernes, 29 de junio de 2018

De silencios










*Foto propia intervenida

Extraño silencio el de esta noche,
amor.
Se han callado las ranas en la charca,
y tu pecho no suspira.
Extraño silencio el de esta noche, 
amor,
cuando las hojas no se escuchan
al caer,
y tus labios  son un silencio
de besos,
en el insomnio de estas largas horas
de ansiedad

viernes, 15 de junio de 2018

Congoja

La imagen puede contener: árbol, exterior y agua





Hay un ahogo en el alma
quizás la angustia del dolor impreciso
un jadeo interior
cuando se nubla el sentido de las cosas
Vamos como naos errantes,
sin astrolabio que las ponga al norte.
!Oh¡ angustia
ansiedad de vivir sin vivir
comodines de una fiesta sin arpegios
ni tambores.
Cuántas sombras bailan dentro
una danza de indescifrable pentagrama
como un dolor sordo
que aprieta abajo el vientre,
y se queda ahí,
huésped sin nombre.
Quizás llueva,
y mi cuerpo se empape de la lluvia fresca
y lave esta congoja sin nombre.
Después,
el sentimiento de una nada
el alma deslavazada
que ya no siente,
ni se duele



*Foto propia intervenida

sábado, 2 de junio de 2018

Inventario









FOTO DE INTERVENCIÓN



Alguna vez con sabiduría

alguien al dejarlo
todo en la vida dijo:
"no me busquen en imágenes.
¡cómo mienten¡"
Cuanta razón  sus palabras.
Las imágenes
engordan la hipocresía.
A mi que me busquen
en aquel poema que nunca te di,
donde te decía:
"sin tu amor
soy como un marinero en tierra,"
El mismo poema que escribí
en una servilleta de restaurante,
y lo guardé en un libro viejo de Rimbaud,
junto a su verso:
"un beso muy pequeño
como una araña suave
correrá por tu cuello.."

lunes, 21 de mayo de 2018

Los colores del mar





Foto intervenida

Una y mil veces había soñado con el mar en su alma de niño; y se hacía la promesa de que algún día hundiría sus pies en sus aguas azules como lo veía en las películas y en la televisión; por eso no dejaba de fatigar a sus padres con la pregunta, ¿cuándo me llevarán a conocer el mar?
Cuando se lo dijeron, se puso tan feliz, que todo el mundo supo que se iba a conocer el mar, y esa noche apenas pudo conciliar el sueño. Al otro día,emprendieron la aventura, en esos tours baratos a la costa caribe, pero al niño no le importaba la incomodidad del destartalado bus. 

Entrada la tarde, pudo ver por primera vez el mar desde la carretera que rodeaba la bahía; pero, sintió una gran decepción: el mar que tenía ante sus ojos no era azul, como lo había visto en las películas y la televisión, sino una lámina gris inmensa,que le pareció lánguida.

Nada le dijo a sus padres de su desencanto, pues habían hecho un gran esfuerzo para concederle el deseo de conocer el mar, y no quería verse ante ellos, como un desagradecido.

A la mañana siguiente, buscaron una playa limpia y segura, donde bañarse, y para asombro del niño, el mar estaba azul,luego  de un color verde alga, y en el horizonte, espejeaba el amarillo reluciente de un metal pulido.


De regreso a casa, su padre le preguntó si le había gustado el mar.
-Sí papá,me ha gustado mucho. El mar es un encanto de colores,
- ¿Cómo así, que un encanto de colores, hijo?
- No ves, que le presta los colores al arco iris para verse más hermoso y bello

lunes, 7 de mayo de 2018

Lo que no puede el olvido









Foto de intervención



Todo te recuerda, amor,
hasta el viejo bar 
donde nos conocimos.
En la ruina y descalabro
de sus muebles viejos
(mesas y sillas enredadas),
aún está la barra donde nos dimos
el primer beso,
y  Mercedes,
cantaba aquella canción
que sentíamos justamente  nuestra:
"Uno vuelve siempre 
a los viejos sitios 
donde amó la vida 
y entonces comprende 
como están de ausentes 

las cosas queridas" 

sábado, 14 de abril de 2018

Marinero ebrio





Foto propia de intervención


Marinero ebrio 
de su lúbrico cuerpo,
me aventuro por sus costas sin hollar
Desde las gavias,
he visto despertar sus pechos
de leche y  miel,
en la caricia de la brisa tibia 
amanecer de sus labios húmedos.
Mañana, 
mi barco en el hechizo 
fondeará el golfo de su ensueño:
allí donde juntas
mujer,
tus aguas de dulce y sal.