Páginas vistas en total

martes, 20 de enero de 2015

Rumbos


RUMBOS

Qué tiene su voz que de canto se ha tornado en borrasca,
hay una locura en el tiempo que cambia las estaciones,
y allí donde anidaba el beso 
pájaros negros picotean el corazón de los viandantes,
Qué tienen sus ojos que ya no dejan ver el mar,
cuencas vacías con la hiedra bordando odio en la mirada;
Los relojes han parado las horas,
pero la existencia camina entre abrojos al abismo,
el amor se ha congelado como un terrón de azúcar
que se hace piedra.
El silencio se ha tomado las afueras,
y adentro el alma es una orquesta desafinada
que no encuentra paz ni sosiego.
¿Habrá mañana cuando el tiempo ha perdido sus códigos,
y como un barco sin astrolabio erra los rumbos?


jueves, 8 de enero de 2015

Golfo



La luna se agarra a tu piel desnuda
y eres escultura plateada...
Esta noche el deseo
lastrará nuestros cuerpos:
seremos mar y cala,
y dejaré peces de felicidad
en las aguas de tu golfo


jueves, 1 de enero de 2015

MEMENTOS


No han perdido sus ojos
la mirada de fresca madrugada,
sus besos aún muerden el alma;
su piel yesca que devuelve
los antiguos momentos
de encendidos holocaustos
en el altar de la crucifixión
como diría el poeta Vallejo.
Muslos recios,
piel lisita
que salta como un atabal percutido
en el rigor de la noche.
El tiempo pasa,
pero ahí adentro la llama crepita.
Cuán difícil que se apague,
si la avivan los mementos.

martes, 23 de diciembre de 2014

Máculas de amor

MÁCULAS DE AMOR (cuento)
Ahora la volvía a ver, después de que se le extraviara en ese laberinto de Minotauro, en que a veces se nos convierte la vida. Olía al peculiar perfume de azahar, que siempre emanaba de su pelo, como ramas de naranjo que le colgaran de las güedejas de su cabello. Leía uno de los cuartetos de Alejandría de Durrell (Clea), cuando sintió su presencia de azahar, y el libro se le cayó de las manos. Entonces no le quedaron dudas de que ahora las páginas  de Durrell, como la última vez las de Los Autonautas de la Cosmopista de Dumlop y Cortázar, serían maculadas por los ardidos fluidos de amor de 
tanta espera.

Foto de Carlos Augusto Pereyra.

Foto de Carlos Augusto Pereyra.

sábado, 13 de diciembre de 2014

Mar rojo

MAR ROJO
Espeso,
húmedo,
el mar de tu linfa rota.
En él ha navegado mi barco.
y ebrio de tu sangre hervida,
ha hinchado de placer sus velas,
hasta dejarlas también rotas.



sábado, 6 de diciembre de 2014

Manos

MANOS


Cuántas noches la luna

se aferró a tu piel 

lastrada por el deseo.

Cuántas noches la luna

te acompañó en esa soledad

de sábanas,y en la ansiedad lúbrica
levantada en el altar de tus pechos 
frutecidos.
Cuántas noches reclamaste su presencia
en esa ola alta de la lujuria,
y tampoco en sueños él estaba.
Cuánto saben tus manos de las esquinas de tu 
cuerpo,
ellas,
manosdiestras,
sabias
en la acaricia,
han navegado por tu piel erógena
mientras bajo tu pubis,
se desbordaban mares de lotos
y helechos agradecidos.


viernes, 28 de noviembre de 2014

Máscara








MÁSCARA



Se puso el antifaz,
y supo que ya tenía máscara:
la de los fingimientos diarios porque la verdad duele,
la de las poses tanteadas al caminar para ganar adeptos
la del amor actuado para que digan que cortés
y buen amante es.
Se va por la vida con el camuflaje de las palabras,
lengua de culebra mapaná que engaña,
Alguien grita desde otra orilla de la vida
que ama la verdad,
su verdad con gesto de comedia,
o de trágica mascarada
donde se anuncia la vida,
y la muerte decapita las cabezas del convite
Cómo creer en el otro,
si el otro dejó de ser diferente
y hoy cercena las palabras
en los libros;
amordaza las cuerdas de una guitarra
que canta libertad,
y le pone en las manos fusiles a los niños
para que ametrallen desde su inocencia
la vida,
como si ya no tuviera suficientes
muertes la vida