Páginas vistas en total

jueves, 18 de agosto de 2016

Mirada


Esa mirada tuya
que languidece
allí donde el azul del cielo 

y el mar
se juntan,
para hacerme pez ,
mariposa en tus ojos
.

miércoles, 3 de agosto de 2016

A dónde va el amor?

Resultado de imagen para A donde va el amor


¿A dónde va el amor, cuando pierde la dulzura del beso,
y la piel ya no la templa una caricia al mínimo roce?
¿ A un lúgubre lugar donde el deseo, la cúpula 
y el ardor yacen en el suelo
como las hojas secas que deshizo el verano?
O como las olas del mar que mueren en la playa
vuelve y renace en otras bocas para ser beso?
A dónde va el amor.....

lunes, 18 de julio de 2016

Boomerang


Resultado de imagen para Ella tras mi sombra



Te perseguí como una sombra
tras un te quiero,
cuando tus labios enmudecían
para el beso y la palabra.
Amor de judío errante el mío,
buscándote en antípodas
y en puertos inseguros.
Pero quién no se cansa de los fracasos del amor
y vuelve a la cordura.
Hoy los dados te han dado la espalda,
y en la baraja ya no eres la reina.
Vienes tras de mi como la sombra que fui,
y ya se me secó el alma

martes, 5 de julio de 2016

De gatas

DE GATAS (cuento)
Empieza a preocuparme que la cama amanezca con motitas de pelos, ahora que las gatas en celo, alborotan a la medianoche, el tejado de la casa. "No tenemos gatos para pensar, que estos se suban a la cama, mientras dormimos y dejen el montón de pelos entre las sábanas", dice mi mujer, para consolarme.
Pero lo que más me preocupa ahora, que han vuelto los gatos al tejado, es que mi mujer ha desaparecido, y detecto en el armario- donde guarda con escrúpulo sus panties y sostenes- ese olor rancio y permanente a pelos de gato.

martes, 21 de junio de 2016

Ven y descansa conmigo








Dame un beso que no me sepa a acíbar.
El tiempo ha puesto sal en tus labios mujer.
Vengo con la piel y la boca lacerada,
y tus besos arden mis heridas.
Vengo de entre los muertos que deja esta vida
de guerras injustas.
Dame a beber el agua que viene de la montaña,
clara y fresca,
en el cuenco tierno de tus manos.
Lava con ella mis heridas,
y cúbrelas con hierbas de menta y yerbabuena,
y después duerme a mi lado,
y descansa conmigo de la larga espera,
que yo descansaré de la dura guerra.
!Ven! y descansa conmigo.....

domingo, 12 de junio de 2016

Apocalíptica








!Sé que vendrán días peores¡
y la ciudad será un puñal en cada grieta
!Sé que vendrán días peores¡
y un sol de hojalata oxidará los cielos
!Sé que vendrán días peores¡
y mascarán el viento las bocas desdentadas
!Sé que vendrán días peores¡
y no verán la ternura mis ojos en los tuyos,
cuencas vacías.


lunes, 30 de mayo de 2016

EL HOMBRE QUE CANTABA A MOUSTAKI Y A BRANSENS

Había soñado tantas veces con aquel hombre, que le parecía mentira que una mujer pudiera enamorarse de manera pertinaz como ella lo estaba. Le parecía ridículo, pero tenía que admitirlo, que se había enamorado a primera vista. Le bastó verlo tomar improvisadamente, una guitarra, y cantar desde la barra del barcito más antiguo de la parte vieja de la ciudad, esa canción, siempre de huida, de Moustakis, El Extranjero.

Celebraban esa noche, el cumpleaños de su mejor amiga, y a ambas les gustó a rabiar, el hombre de la guitarra en la barra. Luego cantó de Brassens, otra nostalgia: "antaño en el lugar del jardín que hay ahora/ en toda esta zona y alrededores había casuchas y cuchitriles insólitos..." Y recuerda que animada por los aguardientes, le pidió que la cantara de nuevo para su amiga Lucía - así se llamaba- que estaba de cumpleaños. Cuando el hombre volvió a cantarla sintió de nuevo cosquillitas en el estómago, y esas ganas irrefrenables de besarlo, que se tomó un doble de aguardiente para apaciguar el deseo, y cuando miró a la barra, el hombre ya no estaba.

Desde aquella noche no ha vuelto a saber de él. Bueno, han estado a punto de encontrarse, pero no coinciden sus tiempos; y ella que lo ha perseguido de manera incesante, por el laberinto de bares de la ciudad vieja, cuando lo busca en los lugares que le cuentan que canta a Moustakis o a Brassens, a saber por qué hado fatal, el hombre ya se ha ido.