Páginas vistas en total

martes, 27 de marzo de 2018

Suspiro







El tiempo se ha detenido en los 

tejados, 
en las paredes
en las ventanas de la casa,
como un sueño 
vago
neutro,
impreciso.
Quizás,
perdido en las costuras de la casa,
puede que aún esté,
ese suspiro 
de cada beso tuyo
que siempre me dejaba en desvarío



Foto propia: Piedecuesta (Santander-Colombia)



37 comentarios:

Gustavo Figueroa Velásquez dijo...

Me gusta, para comenzar, esa bella foto de tu propiedad; en ella, se diría, también, que el tiempo se quedó adherido a las paredes y a esa ventana como resistiéndose al olvido...y, en las costuras de la casa, como reza tu poema, los recuerdos, incluido ese beso de ella, se resisten al olvido y vienen y van como un gemir de bandoneón, paria, en medio de la noche, al borde de desplomarse por los acantilados de la locura o de la nostalgia.
¡Muy buen poema, Maestro Carlos!
Te dejo un fuerte abrazo.

Maria Rosa dijo...


Wawww... que bello y romántico poema Carlos, esas casas con sus recuerdos, con tanta nostalgia nos despiertan una sonrisa y una lágrima.

mariarosa

Carmen Silza dijo...

Hola Carlos, un poema muy nostalgico y con esa imagen que habla por si sola.
Me encanta el romanticismo que brota del poema, aunque brote de él una lágrima, lo he sentido como mio.
Un placer leerte.
Feliz noche.
Un beso.

Verónica O.M. dijo...

Bellísimo, Carlos, seguro está al igual que en el recuerdo.
Un abrazo

RECOMENZAR dijo...

Los besos se han ido al olvido
y el amor que sentimos hoy me da frío ...
Recuerdos quedan de los apagones
que usábamos para hacernos
los locos amores

Dionisio ALVAREZ T. dijo...


Qué fácil los has dicho, Carlos, aun a sabiendas de que nada permanece en el sitio, antes bien se cuela en la antesala de lo vivido y a veces se puede refrescar con una mirada retrospectiva como tú haces, para quizás retomar de lo imposible un nuevo y vital aliento…
Un abrazo

María Perlada dijo...

Suspiros que se cuelan por la ventana de tu boca hasta ser parte de latido fundido.

Bellísimos versos, y la imagen tuya me ha encantado.

Un placer leerte, amigo mío.

Besos y feliz día.

CHARO dijo...

Hermoso poema y ese tiempo detenido hay que saberlo aprovechar para recordar y volver a vivir esos antiguos recuerdos de suspiros y de besos.Saludos

Elisa Alcántar dijo...

puede ser que dentro de uno el tiempo fluya cuando en el exterior solo somos recuerdos
abrazos

A Casa Madeira dijo...

O que é bom; ficamos assim mesmo... vagos e cheios de suspiros.
Gostei da imagem adoro portas e janelas. Faz 3 anos que estou
tentando pintar um quadro de janela k.
Abçs.

Nino Ortea dijo...

Buenas tardes, Carlos:
El desvarío varía con la locura de cada beso.
Mi aprecio se reafirma cada vez que te leo desde el cuarto de mi realidad o el tejado de mi imaginación.
Un abrazo, Carlos.

Frodo dijo...

Muy bueno Carlos!
Me queda dando vueltas eso de "la costura de la casa", una imagen muy fuerte.
Más fuerte incluso que la cal, la arena y el cemento

Abrazo!

Jo dijo...

Justo asi. Parece que el tiempo se hubiese detenido

Mª Socorro Luis dijo...


Delicado, brillante y vestido de ritmo tu poema.

Besos, Carlos

SILO LÍRICO - Poemas, Contos, Crônicas e Outras dijo...

Belíssimo poema, amigo! Parabéns!

FELIZ PÁSCOA
Autor: Laerte Sílvio Tavares

Que a luz da ressurreição
De Cristo Nosso Senhor
Brilhe no teu coração
E se refrate em amor,

Permeando a tradição
De fé, a dar esplendor
Às festas pascoais que são
Frutos da Paixão e dor

Transformadas em alegria
De Madalena, Maria
E de toda a humanidade!

Feliz Páscoa, pela via
Do amor – nossa luz e guia
Na fé e na caridade!

Tudo de bom. Abraços. Laerte.

taty dijo...

Será por eso que los crujidos de algunas casas nos mantienen despiertos en la noche, y nos cuentan historias viejas de amores y desamores. Me hace pensar un poco en el cuento “Oriana, tía Oriana” que inspiró la película venezolana hace unas décadas. Saludos!

Sandra Figueroa dijo...

Un poema lleno de nostálgica belleza poética...... un placer leerlo....saludos

Belinda dijo...

¡Qué bello!!!!

Isa dijo...

Hola Carlos, una imagen bella. Seguro que en las rendijas de la casa los suspiros tiemblan por la noche al recordar esos besos de amor. Bello poema.
Abrazossssssss

Enca Gálvez dijo...

Yo comparto tus sensaciones... Algunos lugares son tan mágicos que sus paredes y piedras nos llenan de energías, otros en cambio, nos entristeces, por algo será ¿no crees? Bellísimo poema amigo, un abrazo y feliz Pascuas!

Rud dijo...

¡Ay, apreciado Carlos, qué bien escribes!
Con las palabras adecuadas y el sentido que únicamente los poetas sabéis dales, has escrito algo hermoso.
Salud, un abrazo

Adriana Alba dijo...

Hermoso!
Las paredes hablan...y tus versos dejaron huella en ellas.
Abrazos.

Kasioles dijo...

Yo soy de las que creo que las paredes guardan el eco de un suspiro, de un te quiero, de un gemido, en fin, ellas saben que todo fue real aunque a nosotros, en ocasiones, nos parezca salir de un sueño.
Me ha encantado tu poesía.
Cariños.
kasioles

Michelle Guillen dijo...

Me encanta esr tiempo que eata viajando como un ensueño por los rincones, por el techo, ingravido y sin pasar.
Y esa sensacion de suspiro, como manifestacion de vida, que no puede venir de otro lado que del amor.
Cuando una ausencia parece detener todo.

Saludos

sakkarah dijo...

Bellísimo!! Cuanto nostalgia y cuanto amor...

Es tan bonito de imaginar ese sentimiento tan verdadero...

Me encanta la fotografía también.

Escribes con mucha magia.

Muchos besos, Carlos.

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Allí están esos suspiros, atados a las alas de tus recuerdos...

Paz&Belleza

Isaac

BEATRIZ dijo...

No lo dudes, està por allì en alguna de las arrugas del tiempo, el dìa menos esperado la desdoblas y te topas con ese suspiro.

Saludos Carlos.

Carmen Troncoso dijo...

El que ama, siempre recuerda para bien, un abrazo amigo!

Loli Salvador dijo...

Siempre queda la presencia de quien ya no está, si el corazón la conserva y el recuerdo la trae.
Un beso y buen domingo

La utopía de Irma dijo...

Bonito suspiro.

Abrazote utópico, Irma.-

Susana Jiménez Palmera dijo...

Una inagen que se repite como eco... el beso, suspiro de agua. Siempre ahí, detenido, esperando.
Me encanta cuando puedo ver mucho en lo poco.
Un abrazo muy fuerte.

Elisa Alcántar dijo...

muchas gracias por tus huellas Carlos
un abrazo otoñal desde este Chile precioso

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Esas casas viajas guardan innumerables memorias de amores y de tiempos idos. Tus poema es un lamento infinito por tantas ausencias causadas por el tiempo.

Me recordaste la casa paterna...

Un abrazo.

Tesa Medina dijo...

Me chiflaría, Carlos, dejar y que me dejen en desvarío a besos. Desvarío queñ palabra tan gustosa.

Suspiros que se esconden en las casas vividas para jugar al atardecer a las nostalgias.

Qué hermoso escribes.

Un beso,

Ame dijo...

Cuando te visito, siento que gravito en un espacio tan calmo y lleno de ternura, me gusta.
Mi beso, Carlos.

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Salud y buena fortuna, hermano

Isaac

Kasioles dijo...

Agradeciendo tus letras, he vuelto a leer tu sentido poema y me he identificado con él.
No quiero cambiar la decoración de ciertas habitaciones de la casa, estoy convencida de que las paredes y objetos tienen memoria, aunque no encuentren palabras para expresar los maravillosos momentos que han vivido.
Cariños y buen fin de semana.
Kasioles