Páginas vistas en total

lunes, 9 de septiembre de 2013

Saga



Saga








Anduvo los caminos que unen y desunen las antípodas,


trepó los montes altos del mundo por las gargantas más 

profundas,


se paseó por los mares del Caribe escanciando en cada 

puerto,


el ron más bravo y añejo de las destilerías sin código de 

barras.


Cada puño suyo en Harlem, derribaba como un castillo de 

naipes


una fila de negros.

Su falcada curva en Le Havre, puso en fuga a los pavorosos 

chinos que se ganaban


la vida,

cobrando a cuchilladas el tránsito por el Canal de la Mancha.

Aún las putas de Kingston guardan en las buhardillas   

las sábanas  


de sus noches prolongadas de amor y ron.


Él que todo lo pudo en la vida en su arrojo y temeridad

ahora llora sobre una cuerda floja, 

puesta en un abismo


la traición de una mujer.

25 comentarios:

Doris Dolly dijo...

Carlos..." Saga "

El que mucho abarca, poco aprieta...dicen.

¡¡ interesante leyenda !!!

un beso desde Argentina

ohma dijo...

Hasta el más fuerte cae. Y si es por una traición duele como si te levantaran la piel.
Besos querido amigo.

Marisa dijo...

Funambulistas de la vida, eso somos y en eso nos convertiremos, equilibristas de mares embravecidos avistando puertos, y trepando desde las gargantas más profundas después de la caída.

Excelente poema, Carlos.
Un beso.

elisa lichazul dijo...

todas las traiciones comienzan por el propio individuo primeramente, luego se hacen plaga y saga

abrazos y buena jornada

ReltiH dijo...

NO IMPORTA CUÁN FUERTE SEAMOS, SIEMPRE HAY ACCIONES QUE NOS DOBLEGAN. FULLL CREACIÓN PANA!!
UN ABRAZO

María dijo...

La traición puede sentirse como un puñal clavado en el corazón, duele tanto como para romperse en mil pedazos.

Un beso.

Isa dijo...

Hola Carlos, como de costumbre muy bueno tu texto.
Dicen que quien a hierro mata, a hierro muere.
Al final recibimos el mismo pago con la misma moneda. Todo lo malo que hagamos se no devuelve, al igual que todo lo bueno. Y al final a él también le llegó le despecho y la traición de una mujer. Le lastimaron, así sabe en carnes propias lo que duele.
Saludos y un abrazo

Cristina dijo...

Tanto nadar para morir en la orilla...tanto duele una traición!
Excelente como siempre, me sorprendió el final!
Abrazos muchos!

Gilberto dijo...

Tanta azúcar y abono para un solar baldío.

Ella estaba vacía y lo está.

Saludos.

Maria Rosa Giovanazzi dijo...

El corazón debilita al más fuerte. Una cosa es la valentía y otra el amor....

mariarosa

Ateliê Tribo de Judá dijo...

Nem mesmo um Pirata com toda sua sagacidade é capaz de vencer a dor cortante da traição da mulher que conquistou seu coração.

Beijos
Joelma

Gustavo Figueroa V. dijo...

Un poema en donde, una vez más, unes al hombre con lo cotidiano, a la bestía con lo humano, el hombre bruto que también tiene sentimientos y llora, incluso, la traición de una mujer.
Geníal mi estimado Maestro.

elisa lichazul dijo...

Mil gracias por tus opiniones CARLOS
pasa un fin de semana genial
abrazos

Cristina dijo...

Gracias por estar siempre en mi sitio dejando tu encantadora presencia Carlos!

Te dejo un fuerte abrazo!
*. ¨ * ✫ "✫. ☽ *Te deseo un hermoso fin de semana! ¨ ¨ ¯ .. * ☆. ¯ `☆ ¸. ✫ ˚ ¯` ☆


David C. dijo...

Asu bien ahí.

Jéssica Vilardi dijo...

Alguien tenía que darle un vuelco a este aventurero. Y qué peor bofetada que la traición de un amor, y sobre todo a un Don Juan y tejedor de mares.


Un place haber pasado por aquí, después de tanto tiempo.

teca dijo...

Como dizem por aí... "os brutos também amam..."

Beijos, bonito.

la MaLquEridA dijo...

El que todo lo puede también tiene dias malos.


Un abrazo.

Alicia María Abatilli dijo...

No hay peor dolor que el de la traición.
Abrazos.

Humberto Dib dijo...

Nada de este mundo puede compararse con el dolor de una traición, más cuando viene de una mujer amada.
Un fuerte abrazo, Carlos, y muchas gracias por tus palabras en mi espacio.
HD

Gala dijo...

Todos estamos en un momento u otro en esa cuerda floja, la cuestión es poder llegar a ella con capacidad de equilibrio y poder cruzarla o en el mejor de los casos sortearla y seguir siendo, sin arrepentirnos de nada. Pero a veces la casta le viene a uno desde la cuna.

Besos mediterráneos.

Marina Fligueira dijo...

Bueno muy bueno, Carlos.

¡Pues si! Carlos, me alegro mucho de la zancada que recibió ese urdidor de de mares. Se lo ganó a pulso...

Me ha encantado esta entrada, gracias por compartir tus bonitas letras.
Te dejo mi abrazo amigo y, toda mi estima.
Se muy -muy feliz.

OZNA-OZNA dijo...

Infinitas gracias querido y admirado poeta por concedernos el privilegio de ser testigos de la belleza y profundidad de tus letras. Miles de besinos de esta amiga con inmenso cariño.

María dijo...

Y yo que pensaba que llegaba tarde a tu blog jajaja me alegro no haberme perdido nada, te saludo con un beso.

Locaporlaluna dijo...

El poema va como un triángulo, al llegar a la punta uno se deshace de pena por ese hombre...Qué bien logrado, amigo. Felicitaciones...! Abrazo enorme.