Páginas vistas en total

domingo, 29 de julio de 2012

"Tusa" y despecho


Después de unos aguardientes en la soledad de su cuarto de un tercer piso, le vino el recuerdo de ella, y sacó el saxofón del viejo estuche de madera. Las notas fueron desalojando morosas el riguroso silencio del cuarto, y al otra día lo encontraron, ahogado en un charco de corcheas y semicorcheas de nostalgia.

jueves, 26 de julio de 2012

Candilejas

Bastó un beso, para hacer de sus ojos candilejas de amor en las noches sin luna

miércoles, 18 de julio de 2012

Desesperado

Foto: DESESPERADO

Entró al bar de vidriera a la calle. Se sentó cerca para observar el movimiento en el vasto andén, donde a esa hora (entrada la noche), se abarrotaba de estudiantes y oficinistas esperando el colectivo: La vio venir, abrazada, y dándose besos tiernos, con aquel hombre de  barba entrecana y pelo largo -pintor de alto vuelo, decían sus amigos- por el cual lo había dejado. Cuando pasaron cerca a la pared de vidrio, nadie supo en qué momento, sacó la pistola y se voló los sesos, que esparcidos en la vidriera, dibujaron el abstracto del vitral de una de las más hondas tragedias de amor desesperado, que la ciudad tardaría en olvidar.


DESESPERADO

Entró al bar de vidriera a la calle. Se sentó cerca para observar el movimiento en el vasto andén, donde a esa hora (entrada la noche), se abarrotaba de estudiantes y oficinistas esperando el colectivo: La vio venir, abrazada, y dándose besos tiernos, con aquel hombre de barba entrecana y pelo largo -pintor de alto vuelo, decían sus amigos- por el cual lo había dejado. Cuando pasaron cerca a la pared de vidrio, nadie supo en qué momento, sacó la pistola y se voló los sesos, que esparcidos en la vidriera, dibujaron el abstracto del vitral de una de las más hondas tragedias de amor desesperado, que la ciudad tardaría en olvidar













lunes, 9 de julio de 2012

Pozo y brocal


 
 
 
 
 
No sé si estará dormida,

!qué importa¡

si despierta o en sueños

llego a ella,

con el espíritu de la brisa

y entro en su piel

y soy sus ojos asombrados

mirando los míos,

soy su boca que es beso carnadura

del durazno,

y me acuno en sus pechos

y ebrio de la vid de sus pezones

me alojo en su pubis  estremecido

brocal de la gruta de su sexo,

donde corre agua fresca y salina,

y soy marea alta y baja  entre sus playas

y rompientes.

domingo, 1 de julio de 2012

Mudanzas

Siempre habrá una nada que se hace magma mineral y orgánico, 
crepitante y explosivo, 
se deshace luego en un vacío sin fronteras, 
vuelve y se oxigena, 
para el periplo de la piel iridisada por el sol, 
en sus estadios de lustre, 
deslavazada en su periclitar agónico, 
por las caricias,
baba que depreda y arrasa, 
como la cáscara mudada por el tiempo, 
los vientos y la lluvia de la sierpe.