Páginas vistas en total

viernes, 1 de agosto de 2008

Nada es nada


Sólo sé que el mar no es agua y salitre,

ni la luna fuego

que entibie la noche de los enamorados.

Menos que el sol ponga fuego en sus corazones.

Nada es nada,

mientras la imaginación sueña

el juego de construir fantasmas

en un viejo tablero de ajedrez.

3 comentarios:

Troba dijo...

me recordó, el título, un verso del negro Verástegui, alias el nuevo testamento de la poesia peruana (Vallejo es el antiguo testamento, por supuesto)

porque todo y nada puede explicarse en el amor y
porque todo y nada se explica en nosotros y con nosotros.
(de Datzibao)

saludos fraternos

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Gracias por su comentario Troba. Vallejo me gusta por TRilce y Los Heraldos Negros. Creo que es mejor que Gabriela Mistral. Está a años luz de ella.

Un abrazo.

DianNa_ dijo...

Que bonito, cuanto sentimiento en estas letras :) me encantó

Besos salados desde Mallorca :)