Páginas vistas en total

jueves, 4 de mayo de 2017

Presagios

Abre la ciudad sus párpados al día.
Un ejército de nubes desde la Mesa de Ruitoque,
con la amenaza de una boa constrictor,
se expande por todos sus costados.
Llovizna la ciudad en la costra de sus edificios
blancos,
bermejos,  
amarillos,
cenizos por el tiempo.
La gente corre por las avenidas, profesionales o no,
madrugándole al rebusque de la vida.
No hay otra forma de vivir, el trabajo ya no es como antes,
perdió su  honra y dignidad,
se  duelen los ancianos  jugando  a la baraja en las cantinas de los barrios viejos,
caries en la ciudad moderna de  torres de babel,
estos barrios ya  sin memoria y  sin historia. 
¿Quién se acordará de ellos?
Llovizna en la piel,
y se anega el alma,
con  el presagio lento  de que vendrán tiempos peores



Foto propia: Vista de Floridablanca, y la cerrazón sobre la Mesa de Ruitoque