Páginas vistas en total

domingo, 2 de noviembre de 2014

TIEMPO DE LOBOS


TIEMPO DE LOBOS
LUNA LLENA (Microcuento)

Esta mañana al levantarme tuve que sacudir la sábana: estaba llena de pelusitas grises como de perro. Al lavarme la boca, sentí adheridos entre los dientes, pedacitos de una carne extraña y dulzona.

En la calle me sobrecogí. Uno de esos tipos que venden frutas en carretas ambulantes, le dijo a otro en la Avenida:
-Tiempo de lobos. Empezó la luna llena


Esta mañana al levantarme tuve que sacudir la sábana: estaba llena de pelusitas grises como de perro. Al lavarme la boca, sentí adheridos entre los dientes, pedacitos de una carne extraña y dulzona.
En la calle me sobrecogí. Uno de esos tipos que venden frutas en carretas ambulantes, le dijo a otro en la Avenida:
-Tiempo de lobos. Empezó la luna llena