Páginas vistas en total

jueves, 19 de septiembre de 2013

El tren de la medianoche

EL TREN DE LA MEDIANOCHE

Era un sueño casi persistente: no podía tomar ese tren de medianoche, porque llegaba, siempre tarde a la estación. A pesar de que era un sueño, se sentía molesto porque le intrigaba la incógnita de no saber a dónde conducía ese tren nocturno. Se propuso, así fuera un sueño, intervenirlo, para eludir los obstáculos que le impedían llegar temprano a la estación. Leyendo unos incunables medievales, que un tío suyo, -alquimista y esotérico- había heredado de sus abuelos (vinieron a América huyéndole al desenfadado fascismo de Benito Mussolini), encontró que los sueños podían manipularse con el deseo; y esa noche no pensó más que en tomar ese tren a como diera lugar, así fuera un sueño, y con el deseo a cuestas , como quien se seda a cuentagotas, se fue quedando profundo, y se vio en el sueño anticipándose a la salida del tren, sentado en la banca de espera de la estación . Lo que nunca supo, cuando se subió, es que el tren tenía como destino la muerte.

27 comentarios:

El viejo parce dijo...

Me hace recordar, algunos cuentos de su libro, La angustia de las almas en pena, donde, adventiciamiente a la temática del libro, apertura estos góticos que usted sabe narrar. UN abrazo

la MaLquEridA dijo...

Morir soñando. Dormir muriendo.

luís rodrigues coelho Coelho dijo...

Bom dia
Os nossos sonhos muitos dias quase se tornam realidade. A sua força e persistência fazem-nos reviver em quase realidade.

elisa lichazul dijo...



las repeticiones de los sueños son algo que tarde o temprano de dilucida
y nos aclaran en horizonte

en todo caso
que lindo ha de ser morirse en el sueño !!!
al menos a mi me gustaría irme así
de una y sin show para la familia

buen fin de semana
abrazos

Maria Rosa Giovanazzi dijo...

¡¡Wawww...!!

Que bueno Carlos. Pocas palabras, las necesarias para hacernos saltar de la silla.

(Hay una película de terror que se llama igual que tu cuento, pero es terrible, yo no pude llegar al final, terror, terrible)

Isa dijo...

Hola Carlos, ufffffffffffff vaya sueño y por seguir y conseguir llegar al sueño, al final alcanzó a la muerte. Los sueños sueños son y la muerte tan natural y sin sobresaltos creo que la quisiéramos cualquiera de los mortales. Eso sí, estando bien cuanto más lejos en el tiempo mejor.
Muy bueno el cuento, corto pero preciso. Es mejor los sueños no los forcemos, si no llegamos al lugar soñado, pues tranquilitos que no pasa nada, ya llegaremos. Buenímoooooooo
Saludos y un abrazo

Isaboa Del Sol dijo...

La curiosidad mato al gato... Pero quizas era su destino ese, el subirse a ese tren.A mi me encantaria poder manipular algunos sueños.Seria magnifico poder recuperar a familiares, amigos, amores en esos sueños planeados.Eso si si mi destino es el de la muerte, que me espere por mucho tiempo.Bss

Elsa Tenca-Mariani- dijo...

EL SUEÑO es subyacente de la realidad o los pensamientos en la vigilia.
Cuando se reiteran todo un desafío para interpretarlos.
Volviendo a tu cuento breve el protagonista con conciencia social lo transita...
Te felicito,Carlos.
Un abrazo.

Verónica O.M. dijo...

Carlos, al no saberlo no sufrió.
Ese es el destino de todo ser viviente.
Un abrazo, buen fin de semana

Gala dijo...

Es como la mejor muerte que puedes esperar no te parece?
Dormirse y entre sueños viajar hasta ella.
Sin sufrimiento.

Besos mediterráneos.

Leticia dijo...

Premonición. Soñar arribar a la estación de la muerte, definitivamente,¡Una pesadilla!

Me encanto "el regalo" del tío,
-unos incunables-, imagínate libros escritos a mano antes de la existencia de la imprenta.
Besos Carlos.

ReltiH dijo...

FULLLLLL, EXCELENTE ARGUMENTO. ME TRAMA TU CREATIVIDAD.
UN ABRAZO PANA

ohma dijo...

A veces nos empeñamos testarudamente en algo que al final no acaba tal como esparábamos.
Terrible final y gran relato.
Un largo abrazo, Carlos.

Ateliê Tribo de Judá dijo...

Olá meu querido
É de sonhos o caminho que percorro...mesmo que distantes ...mas prefiro sonhar acordada rsss assim sei pra onde vou rsss
beijos e bom final de semana
Joelma

Doris Dolly dijo...

Carlos..." El tren de la ..."

Muchas veces la curiosidad nos lleva a destinos imprevistos...debemos ser precavidos para que no nos ocurra algo como este con un triste final.

¡¡ un viaje sin regreso !!

un beso desde Argentina

BEATRIZ dijo...

Ay, Carlos, la muerte en un tren nocturno, tiene sentido porque de día hay muchas distracciones que la pueden desviar.

Sorpresivo final.

Saludos y feliz domingo.

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

En ese tren tendremos que irnos algún día, todos sin excepción. Tarde o temprano el pito sonará para la remisión.

Un abrazo.

Leticia dijo...

Carlos vengo a invitarte a la entrevista que me hizo Loli Salvador, vive en Zaragoza. En mi blog puedes bajar y en donde están los blogs que leo, encuentras
-Las Cien Puertas de Eunate-. Un gusto hacerte esta invitación Beso

Marisa dijo...

El tren de la muerte es obediente cuando el deseo se sube a sus vagones.
Me ha encantado, Carlos.

Un beso.

Gustavo Figueroa V. dijo...

El tren de la medianoche...y también en el campo de lo onírico la curiosidad nos mata.
¡Eres estupendo Maestro!

Henrique ANTUNES FERREIRA dijo...

Carlosamigo



¡Hola!
¡Mira que cosa más buena! Encuentro un blog muy interesante en castellano. Tengo muchísimos (per)seguidores – casi mil… - y finalmente te encuentro. Me encanta el castellano y intento de halarlo lo mejor posible. Es mi segunda lengua. Sin embargo, si encuentras muchos errores en lo que escribo, por favor dímelo. Gracias.
¡Mi cuidad, Lisboa, es muy bonita! Porque soy periodista y (dicen…) escritor, he pasado por más o menos 120 países. Adoro viajar, además mi mujer Raquel es jubilada de TAP (Transportes Aéreos Portugueses) y todavía tenemos billetes gratis… Por eso, no puedo divorciarme   
Me gusta bromear. Hay que decir que somos muy felices y cumpliremos el 26 de Diciembre nuestras Bodas de Oro. Es decir, como lo sabes, 50 años me matrimonio – y siempre con la misma mujer. Ufff…   
Vengo de Derecho, pero jamás lo platiqué. Siempre estuvo con Información. Me gustará muchísimo verte en mi Travessa. No pagas impuestos por visita…

Abç
Henrique (con H…)

Te pongo en mi Travessa, en mis BLOGUES MAIS FIXES - MÁS MONOS

RECOMENZAR dijo...

El tren de la muerte
El tren de nuestra vida que a veces va ocupado y a veces vacio de sueños dormidos

elisa lichazul dijo...

mil gracias por cada una de tus lecturas y opiniones CARLOS
abrazos y energías
pasa un fin de semana precioso
:D

Amapola Azzul dijo...

Bello relato, Un abrazo.
Feliz domingo.

Doris Dolly dijo...

Carlos... " El tren......"

Que terrible, pensé que se iría
a acostar sobre las vías para
detenerlo ...era lo mismo
que haberlo tomado hacia la muerte jajajaja

¡¡ muy lindo !!!

un beso

Boris Estebitan dijo...

Wow, muy bueno, el final muy trágico e inesperado.

María dijo...

¡Buf! impresionante el final, no me lo esperaba, creía que le llevaría a reencontrarse con un amor, en cambio... cuando he leído el final me han entrado escalofríos, es que la muerte asusta.

Un beso.