Páginas vistas en total

viernes, 18 de noviembre de 2011

Ensenada


He puesto pájaros en tus ojos,



para que despierten tus mañanas.


He puesto néctar en tus labios


para que la brisa se quede en tu boca


He puesto volcanes en tus pechos,


para que mis manos enciendan


la yesca de tus ardores.


He abierto ensenadas en tu sexo,


para que mis barcos recalen en buen puerto.