Páginas vistas en total

martes, 4 de enero de 2011

Feromona y mujer


Hay en el aire olor a feromonas,

la brisa camina,

serpentina bajo el ruedo de su vestido,

hecho de flores y trópico,

y en barcito de la calle que lleva al puerto,

coros y Frankie Ruiz:

"pero ay¡ qué barbaridad,

y yo sin moverme del mismo lugar."

"Yo que soñaba con ser en tu vida

el terminar de tus vueltas al mundo,

te vi pasar como ave perdida."

Muslos recios,

entre la falda que vuela,

y se repega

a la piel,

yodo,

salitre,

y mar.