Páginas vistas en total

sábado, 21 de febrero de 2009

Corsario de tu cuerpo


He fraguado,

en los pedazos

de mi amor náufrago,

cientos de estrategias,

para tomar por asalto,

el baluarte de tu cuerpo,

antes mío.

Empezaré por tu pelo,

donde mis manos de artesano

tejerán nidos de pajaros.

En tus ojos,

echaré mis barcos

con las velas levantadas,

a la rosa de los vientos.

En tu boca,

sembraré frutas

de besos en sazón.

En tu pechos,

mi lengua

suave y tierna,

encenderá el pedernal

de tus pezones.

En tu pubis de arcifinia flora,

mis dedos florecerán

las rosas del deseo,

y en tu caverna,

ya no habrá razón

para la derrota.