Páginas vistas en total

viernes, 2 de febrero de 2018

CUÁNTO




¡Cuánto duelen estas tardes¡
avanzando lerdas al crepúsculo.
¡Cuánto aprietan el alma¡
con la persistencia de un dolor
sin orígenes.
Como los granos de un reloj de arena
que ha perdido la noción del tiempo
se desmorona mi alma


Foto propia, Piedecuesta