Páginas vistas en total

martes, 27 de diciembre de 2016

De eróticas

Sus pechos saltaron
al embrujo de la luna,
como liebres ebrias de deseo,
y mi boca  en el lagar de sus pezones,
fue abeja laboriosa,
febril,
desgajando con el paso de las horas
arándanos,
y fresas de su piel encabritada.
Y de la humedad de su  gruta,
medusas,
algas,
lotos 
amanecidos
de agua
y sal.

*Pintura del desaparecido pintor hiper-realista colombiano, Darío Morales

desnudo-en-frente-de-ventanas-francesas-1973.jpg

domingo, 4 de diciembre de 2016

Poema para una canción de María Helena Walsh

Resultado de imagen para Nostalgia

Te cuento que ha entrado diciembre. 
Todos se quejan del arbolito y el alumbrado
 que no estarán este año:
 la inflación se tragó el salario.
A nosotros  nos importaban muy poco  esas cosas.
Bastaba  saber que habría unas buenas cervezas
en la barra de un bar popular,
y Mercedes cantando a María Elena Walsh,
en ese verso que nos enternecía:
"Porque me duele si me quedo 
pero me muero si me voy 
por todo y a pesar de todo mi amor,
yo quiero vivir en vos."
Cómo amábamos la vida
esas ganas de querer desde lo simple,
"salvajemente natural" como me  decías  oído,
que te quisiera, 
mientras afuera cundía un estropicio de música 
y  pólvora.
Por aquí llueve,
como si el cielo se desplomara a cántaros
Eso me da más tristeza,
y hace más profundo el hueco que quedó,
cuando  te cansaste de vivir,
y pudo más la muerte que tus rebeldías.
Aún no cesa de llover,
la tarde ha estado oscura,
quizás sea ya  noche.
Pero eso !qué importa¡
si en mi alma ya no amanece.