Páginas vistas en total

domingo, 27 de enero de 2013

Postales

         Postales

Foto: POSTALES

Se ha puesto la tarde,
con un sol derretido de ocres y bermejos.
Un saxo a lo lejos
escarba nostalgias,
y uno a uno
como hojas en otoño
van cayendo los recuerdos,
postales sepias que arrugan el alma



Se ha puesto la tarde
con un sol derretido de ocres y bermejos.
Un saxo a lo lejos
escarba nostalgias,
y uno a uno
como hojas en otoño
van cayendo los recuerdos,
postales sepias
que arrugan el alma.

domingo, 20 de enero de 2013

Página en blanco

Página en blanco


Aquella noche, como siempre lo hacía, se sentó frente al computador. Abrió su blog, y experimentó por primera vez, él novelista baquiano de las letras, aquel terror de sus sueños repetidos, que le perlaba la frente de un sudor frío: ese miedo cerval a la página en blanco.

domingo, 13 de enero de 2013

Espuma








!Cómo me gusta¡ 

su gruta humedecida,

grumo que levanta la piel

como ola agradecida 

haciendo espuma en la playa...

miércoles, 9 de enero de 2013

Aguadas







Una brisa cálida anuncia la mañana.
El día se despereza,
y sus párpados abiertos se llenan de luz.
Huele a yerbabuena,
escapada de alguna maceta de los patios vastos rodeados de zaguanes dormidos 
de las viejas casas que se resisten a caer con su carga de recuerdos,
en estos rincones de historia y antiguallas.
Se huele la mañana en el café bravo
que hierve en la greca grande del bar de la esquina.
Un voceador anuncia los periódicos,
y las calles muerden  el bullicio de los carros y sus bocinas vocingleras.
La ciudad se ha abierto al día
con las rutinas del trabajo,
y el bostezo de los desocupados 
que juegan en las esquinas de los barrios,
o en los parques, 
a matar el ocio con las cartas,
o acaso a echar en el olvido 
la dura existencia.






sábado, 5 de enero de 2013

Entre contactos


Entre contactos



Te extraño, le dice en el primer e-mail,que le envía, apenas arriba a ese paísito del archipiélago malayo, (del cual no puede pronunciar el nombre, porque se le enreda en la lengua ) y le habla ya de ausencias; después en skype, siento que sin ti no soy, y le jura un amor eterno. 

Últimamente, blackberry en mano es un tren bala hablándole de compartir sus sueños con él, apenas termine la pasantía, allí en ese país horrible, a donde la FAO la envía, a diseñar y desarrollar una campaña de prevención natal, entre los nativos, que no lesione su sensibilidad moral y sus susceptibilidades culturales. 

Pero, ahora es un silencio cerval. La mujer no vuelve a escribirle, ni a aparecerse por los chats, y el "carelibro", que tanto frecuentan. Ella lo ha eliminado definitivamente, y él, lágrima perlada, sabe ya que, tampoco, es contacto de su corazón.