Páginas vistas en total

lunes, 5 de abril de 2010

Falcada


Cuántas veces he buscado
su boca en el vacío de los sueños,

y he amenecido con los labios heridos

por la falcada de sus besos.

Cuántas veces he hendido

el limo de la garganta de su sexo,

y en la humedad de sus mares interiores,

sentir cómo orgasman de ebriedad

mis barcos y veleros.