Páginas vistas en total

jueves, 28 de enero de 2010

Claroscuro


En el sueño trató de descifrar el rostro de la mujer que blandía el puñal.Ya era tarde, porque cuando despertó, en el último estertor, se le iba la vida.

8 comentarios:

Rosa de los vientos dijo...

Te lei uno de pájaros y de una cerradura en La angustia de las lamas en pena, la verdad que como Claroscuro, se pueden ver en la línea de lo gótico de un Poe o de Lovercratf.

Mª JOSE dijo...

Corto ,pero con una fuerza arrolladora..me gustan este tipo de cuentos.
Besos.MJ

Ignacio Reiva dijo...

Increíble forma de despertar al sueño eterno. Un gran abrazo.

Anouna dijo...

Increible! Tiene una fuerza y un efecto sorpresa que deja temblando.

Logras el efecto con el poema breve pero intenso total.

Siempre un agrado leerte, que tengas un buen fin de semana.

Anouna

Esencia dijo...

Admiro esa capacidad de enfatizar toda una historia en dos renglones que además... dan en impacto.

Saludos, esencia.

Ursula dijo...

Carlos Augusto...

fuerte... profundo... como un latido que se parte...

precioso!!!

hermosos días!!!

beso!!!

Cíclopa dijo...

Y era el cuchillo y la herida.

Anónimo dijo...

excelente, de mierda ymuy mierda que esta muy bueno tu escrito