Páginas vistas en total

martes, 5 de julio de 2016

De gatas

DE GATAS (cuento)
Empieza a preocuparme que la cama amanezca con motitas de pelos, ahora que las gatas en celo, alborotan a la medianoche, el tejado de la casa. "No tenemos gatos para pensar, que estos se suban a la cama, mientras dormimos y dejen el montón de pelos entre las sábanas", dice mi mujer, para consolarme.
Pero lo que más me preocupa ahora, que han vuelto los gatos al tejado, es que mi mujer ha desaparecido, y detecto en el armario- donde guarda con escrúpulo sus panties y sostenes- ese olor rancio y permanente a pelos de gato.