Páginas vistas en total

sábado, 12 de diciembre de 2015

Fuegos artificiales







Creo que entraba diciembre, porque en medio de los tragos y la fiesta, todos corrieron a echar fascinados voladores en el cielo, como cometas de la noche, pero yo me quedé en la bengala de tus ojos, mientras Bauté cantaba:

"¡ay! amor mío 
que terriblemente absurdo es estar vivo 
sin el alma de tu cuerpo sin.... tu latido 
sin tu latido................. "