Páginas vistas en total

viernes, 19 de abril de 2013

Mortaja

Cada sombra de la noche vela sus ojos
de ausencia.
La brisa roe la piel en el olvido de la vida,
las arterias se han secado 
al igual que la linfa de las hojas,
y el beso que es una mueca de tragedia griega,
arranca en cada dentellada 
la inocencia y la ternura.
En esta noche sin luna
y sin estrellas,
la felicidad se amortaja con sábanas negras.
La vida  detenida en la esquina de las sombras
ve pasar el sepelio de su propia muerte.