Páginas vistas en total

sábado, 16 de febrero de 2008

GRUTA

Ella,
deja caer la sombra de su pelo
en mi rostro
pájaros anidan en sus hebras
con un concierto de trinos ruiseñores
que devuelvo agradecido
en besos.
Ella,
deja en mi boca su pecho frutecido,
leche y miel se abriga en sus pezones,
agradecido
urdo salutaciones
por su salud siempreviva.
Ella,
me lleva de la mano
por la gloria de su pubis,
y agradecido bebo en las aguas
de su gruta angelical.