Páginas vistas en total

sábado, 14 de octubre de 2017

Estas calles...

Estas calles que esperaban la noche, 
casi en sombras, 

con la sola la luz mortecina 
de las bombillas en sus puertas. 
Ya no viven adentro de sus casas, 
la risa desabrochada de las putas;
el chancleteo de las 
máquinas de coser de los sastres

que vestían al pueblo,
ni la vocinglería de los violines, 

tiples y bandolas de las estudiantinas 
que le dieron nombre sinfónico al barrio. 
Hasta los viejos,
perdieron la memoria 
de los buenos tiempos de estas calles


Foto propia: Piedecuesta









31 comentarios:

maría del rosario Alessandrini dijo...

Que pena, suele pasar que nos encontramos con un hoy diferente al recordado.
Abrazo

Verónica O.M. dijo...

Percibimos todo de forma diferente.
Un abrazo, buen finde

Teca M. Jorge dijo...

Tantas coisas que já não se veem mais... efeito da globalização...
Um beijo, poeta, e um grande abraço

María Perlada dijo...

Nostalgia cuando vemos que todo ha cambiado, que ya nada está como antes, tan diferente, tan distinto, y que ya no viven las personas que antes ocupaban esas casas en esas calles, pero nada permanece igual, la vida es un constante caminar, no hay quién detenga el tiempo, ni tampoco los pasos de las agujas del reloj.

Un placer leerte, amigo Carlos.

Besos enormes y feliz noche.

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Hermoso!!!

Y como tu, siempre he pensado que las calles tienen memoria y sueños...

Paz&Evocaciones

Isaac

Dionisio ALVAREZ T. dijo...

Estimado Carlos, nos dejas hoy nostálgicos versos, y en ellos la pesadumbre de un vacío inherente a la triste realidad de una etapa… en la que ahora el silencio hace mella y el recuerdo lo proclama.
Un abrazo

jfbmurcia dijo...

Las calles vista como un escenario en el que transcurre todo. El bien y el mal. La luz y la sombras. La vida y la muerte en plena calle. Saludos.

MuCha dijo...

La nostalgia de las calles
De los zaguanes... que ya no existen...
Bajo el farol de una esquina..

¿Te acordas?

Me besaste...
Y desde ese momento fui tuya
en la distancia de un amor unalcanzable

Nino Ortea dijo...

Hola, Carlos:
Gracias a tu poema en esas calles deja de resonar el eco del olvido, y se llenan de los sonidos de vida que producimos nosotros, tus lectores, al acuidr al encuentro de tus palabras y salir a pasear con nuestras emociones.
Un abrazo, Carlos.

CHARO dijo...

Has plasmado muy bien en tus versos esas calles de tus recuerdos.Saludos

Mercedes Cardona dijo...

MERCE CARDONA. Dice, he recordado con nostalgia mi calle, donde pasábamos felices escuchando comentarios era como una gran familia, ahora con tanta tecnología estamos aislados y sin comunicarnos, pero bueno, ay que seguir, Agradezco tu visita, besosssssssssssssssssssss

Tesa Medina dijo...

Qué nostalgia de esas calles llenas de vida, de sonidos que podíamos reconocer, clasificar...Sonidos que nos servían de reloj como los olores...Otros tiempos...

Escribes tan hermoso, Carlos, que dan ganas de volver a sentir a la Singer chancletear. Mira si tengo años, que recuerdo muy bien la sinfonía de este hermoso poema...

Ahora vivimos aislados, conectados pero solos, aturdidos...

Bonita imagen nocturna.

Un beso, poeta.

RECOMENZAR dijo...

Las calles de mi antaño me gustan
pero prefiero las del hoy de mi vida
La nostalgia me crea lágrimas
mientras que el momento
me crea locura

Lichazul oo dijo...

las calles son para ojos y bocas y manos y pies
todo laberinto de sensaciones asfálticas

abrazos

Maria Rosa dijo...


Tiempos que pasan y quedan en la memoria para que los poetas les regalen su poesía. Muy bello, es leer e imaginar ese barrio, esas calles.

mariarosa

A Casa Madeira dijo...

O tempo passa mas a memória sempre está lá.
Boa entrada de semana.

Smareis dijo...

Lindamente escrito as ruas da tua memórias!
Boa semana poeta!
Abraços!

Kasioles dijo...

El tiempo, las modas y el progreso lo cambian todo.
Aún guardo en mi memoria los recuerdos de la tierra donde nací, años después, al volver, tengo otros que en nada tienen que ver con los anteriores,las pequeñas tiendas de ultramarinos se han sustituído por bares y restaurantes con terrazas que casi ocupan toda la calle, es un modo de atraer a los turistas y tampoco faltan anuncios en distintos idiomas ¡qué pena!
Como mi ordenador ha vuelto a funcionar, vengo a agradecerte las letras que has dejado en mi última publicación, desearte una estupenda semana y enviarte mis cariños.
Kasioles

Mª Socorro Luis dijo...

Las calles han perdido su encanto.
Ahora solo sirven para caminar con prisas, sin detenerse a saludar, sin mirar siquiera,
todos esclavos del reloj...

Cariños, Carlos

alp dijo...

..LAS calles de noche...me encantan..un saludo desde Murcia.

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Me pareció estar recorriendo mi pueblo natal por allá en los años sesenta... gratas añoranzas.

Abrazos.

maría del rosario Alessandrini dijo...

La nostalgia nos cura y nos mata es necesaria, preciosas letras.
Abrazo

Beatriz Martín dijo...

Asi es la vida entre las calles de un pueblo entrañable , gracias por esos sentimientos a flor de piel, gracias por tan bellos comentaraios en mis versos , un beso desde mi brillo del mar

Jova dijo...

Hola. Siento que la calle cambia, pero no es posible, cambiamos nosotros. Saludos.

Mucha de la Torre dijo...

Las mujeres tenemos la suerte de seguir siempre estando vivas
Los hombres decaen con el tiempo....:(
con letargo
sin ganas ni pasiones en vidas perdidias.
un abrazo guapo!!!

ოᕱᏒᎥꂅ dijo...

yo jamas me mudé de barrio, sigue siendo casi el mismo, las abuelas han ido muriendo, pero por lo demás no ha variado
besos

DMClarisa Tomás dijo...

Es una maravilla el poder leerte, Carlos. Siento esas imágenes evocadoras como mías. Todos hemos dejado un "barrio" en el recuerdo. El "esplendor en la hierba" del que hablaba Wordsworth...
Un cálido abrazo. ¡Feliz día!

Enca Gálvez dijo...

Este barrio tuyo hoy al leerte tan magistralmente descrito lo hecho mio... Porque todos llevamos recuerdos que siguen anclados en nuestra memoria...
Un gran abrazo!

Marina Fligueira dijo...

Carlos, fíjate que somos muchos/as los que dejamos nuestras pisadas sobre la tierra labrada de nuestras pueblos donde nacimos y crecimos y como ley de vida dejamos atrás o detrás... De una larga vida, un sin fin de recuerdos que nos fueron sirviendo para seguir adelante; lo malo de vivir mucho, es que nos hacemos viejos y sentimos una tremenda nostalgia.

Ha sido un placer leerte, te dejo mi gratitud y mi gran estima.
Un abrazo y se muy -muy feliz.




Evanir dijo...

O bom dessa vida são as amizades conquistadas
com o passar do tempo.
A amizade vai fortalecendo sentimos falta
das pessoas que um dia chamamos de amigo.
Obrigada pela sua visita.
Eu vim te deixar meu carinho além do agradecimento.
Farei uma postagem.
para breve onde soltarei os mimos de final de ono.
Para mim a cada ano vivido é uma soma de tudo
que passamos 368 dias e 6 horas.
Um abraço.
Evanir.

Jo dijo...

Soy citadina con amor provincial....