Páginas vistas en total

domingo, 4 de diciembre de 2016

Poema para una canción de María Helena Walsh

Resultado de imagen para Nostalgia

Te cuento que ha entrado diciembre. 
Todos se quejan del arbolito y el alumbrado
 que no estarán este año:
 la inflación se tragó el salario.
A nosotros  nos importaban muy poco  esas cosas.
Bastaba  saber que habría unas buenas cervezas
en la barra de un bar popular,
y Mercedes cantando a María Elena Walsh,
en ese verso que nos enternecía:
"Porque me duele si me quedo 
pero me muero si me voy 
por todo y a pesar de todo mi amor,
yo quiero vivir en vos."
Cómo amábamos la vida
esas ganas de querer desde lo simple,
"salvajemente natural" como me  decías  oído,
que te quisiera, 
mientras afuera cundía un estropicio de música 
y  pólvora.
Por aquí llueve,
como si el cielo se desplomara a cántaros
Eso me da más tristeza,
y hace más profundo el hueco que quedó,
cuando  te cansaste de vivir,
y pudo más la muerte que tus rebeldías.
Aún no cesa de llover,
la tarde ha estado oscura,
quizás sea ya  noche.
Pero eso !qué importa¡
si en mi alma ya no amanece. 


40 comentarios:

Verónica O.M. dijo...

Hermoso y triste a la vez.
Un abrazo

MaRía dijo...

hola Carlos te he dejado mi opinión en otra entrada que me aparece idéntica a esta
espero que no sea un error mio
un abrazo

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

MaRía dijo...
Esta época de reencuentros, de nostalgias y de ausencias
aún así tan hermoso recordar lo compartido y saberse que lo hermoso está anidado en el alma

precioso homenaje


un abrazo Carlos

4 de diciembre de 2016, 16:2

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

María. Cierto, Se había ido un borrador del original, que fue el que comentaste, pero que nop varía el texto, sibo el título. UN abrazo. Carlos

Nieves Martín dijo...

Ese mes tan dificil donde se complican los sentimientos.

Hermosas letras aunque tristes...

Te mando saludos de mi amigo Roberto, desde (encuentros antes del alba). Que me comenta que te echa en falta. Le comenté que en tu próxima entrada te saludaría de su parte :)

Besos!!

Tesa Medina dijo...

Maravilloso relato, Carlos Augusto. Con esa melancolía por lo perdido sin remedio.

Quedan esos recuerdos, las canciones compartidas, como se amaron, qué era lo importante para ellos. Cuando se ama así no importa lo que ocurra fuera.

Salvajemente natural.

Un beso, poeta.

RECOMENZAR dijo...

te siento como si fuera mío lo escrito
Queda un recuerdo que frunce el alma al principio
y si uno es el culpable se llevara mas tiempo alcanzar el infinito

Carmen Silza dijo...

Estas fechas nos traen recuerdos y ausencias, por ese motivo y por otros cada año me gusta menos la navidad, pero disfrutemos en la medida que podamos, es un mes más, aunque manipulado por el hombre.Muy hermoso el poema, Carlos, aún en su tristeza.
Un gran abrazo, amigo.

Sneyder C. dijo...

Estas fechases tan plagadas de nostalgia, recuerdos, vivencias… Pero a pesar de todo donde hay niños reina la alegría, la magia, haciendo sentir una mezcolanza de bellos recuerdos.



Un cálido abrazo Carlos

Nino Ortea dijo...

Buenas tardes, Carlos:
Cuando empecé a escribir, lo hice para aprender a escribir letras de canciones. Te leo, y sólo puedo admirar tu habilidad narrativa, tu maña pata contar de manera universal una historia de dos.
Gracias por ayudarme a aprender, Carlos.

maría del rosario Alessandrini dijo...

Siempre ocurre, los recuerdos nos aturden querido amigo.
Abrazo

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Aunque la noche sea larga y negra, siempre llegará el amanecer... aunque en el alma reine la oscuridad.

Abrazos.

María Socorro Luis dijo...


María Helena Walhs...

Mis hijos de niños, sabían todas sus canciones...

Un precioso recuerdo leer tu hermoso poema, lleno de luz nostálgica.

Besos

Enca Gálvez dijo...

Amigo, que triste es el desamor... duele y duele mucho... Pero ¿que sería la vida sin amor...? Precioso poema, donde el desamor tu lo has hecho bello...
Un abrazo

Beatriz Martín dijo...

uuufffvamos arriba tu alma volverá a ver laluz y la lluvia cesará y en esat navidad a lo mejor te llega un nuevo regalo en navidad ufff sentidos y precioso versos, .... disculpa un poco el abandono estoy estudiando por las tarde hasta la noche y ya llego mupero te tengo presente ya vez esta noche tengo un ratito para disfrutar dde las todos ustedes un beso grande y gracias por siempre estar

Ino dijo...

Pesa la hoja en esta fecha
No la del árbol desnudo
Pesa la hoja del calendario
Que nos trae al presente
Lucecitas, brindis e ilusiones
Pesa la hoja como filo de navaja
Navidades perdidas bajo la almohada
Pesa a veces la vida,
Cuando apetece celebrarla
En la mirada perdida
En la voz ausente
En aquellos que se fueron
De nuestra vida.


Besote.

la MaLquEridA dijo...

Muy triste es cuando las Navidades arropan nuestros muertos.


Un beso Poeta

Rafa Hernández dijo...

Yo creo que los recuerdos en estas fechas, marcan más que nunca. Para mí las navidades no son nada atractivas, precisamente porque los recuerdos no son nada gratos. Te felicito por este gran poema maestro, tú si que eres un maestro al que hay que escuchar.

Fuerte abrazo Carlos.

AtHeNeA dijo...

Los recuerdos son alas que acarician nostalgias.
Y besos en la frente que dejaron las ausencias.

Un abrazo de luz

Locaporlaluna dijo...

Se conjugaron dos grandes
Siempre emociona leerte
Abrazote

Isa dijo...

Hola Carlos. Uffffff, un poema estremecedor. Como duele el corazón al leerlo. Yo creo que las Navidades hacen daño a muchas personas. A mí no me gustan. Tan vez porqeu en mi vida hay ya, muchas ausencias.
Abrazossssssssssss

Gustavo Figueroa Velásquez dijo...

Maestro, hay en tu poema una ventana de vidrios agrietados, salpicados por la lluvia que se desgrana por los ojos, desde la profundidad del alma; hay nostalgia ablandando los hombros y esa evocación de aquéllos días cuando Mercedes nos alimentaba la conciencia con esa voz tan suya y tan inolvidable. A ella qué le iba a importar, como a ti, la parafernalia de la navidad y el año nuevo si, al fin y al cabo, de todo esa locura los únicos ganadores serán siempre los mismos. Ah, María Elena Walsh, cómo duele su ausencia y cómo duele la de Mercedes y afuera llueve y tu poema, Carlos, me recuerda a Porfirio Barba Jacob cuando dice en su Canción de la vida nocturna:
"Y hay días en que somos tan lúgubres, tan lúgubres,
como en las noches lúgubres el llanto del pinar.
El alma gime entonces bajo el dolor del mundo,
y acaso ni Dios mismo nos puede consolar..."
Me ha calado muy hondo tu poema, Maestro Carlos.

Antony G. Martínez dijo...

La lluvia es pólvora. Todo un acierto.

¡FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO AÑO NUEVO!

Ame dijo...

Desde la profundidad del alma, lo esencial
Me hiciste recordar algo que ha pasado recientemente
Un beso, Carlos, todo un placer visitarte

Taty Cascada dijo...

Llueve por ella que se fue y no está y, también por ver que la simpleza de la vida se ha perdido entre apremios económicos y extravíos del espíritu.
Muy hermoso lo que has escrito Carlos. Muy sentido.

CÉU dijo...

Hola, Carlos!

Un texto fabuloso, íntimo y mto bién escrito.

Lembranças de una época, que dificilmente se apagarão.

FELIZ NAVIDAD Y VENTUROSO ANO NUEVO!

Besitos.

Smareis dijo...


Boa noite Carlos! Tudo bem?
Estive bastante ausente do blog, mais não poderia deixar que o ano terminasse sem passar aqui pra deixar meu carinho e meus agradecimentos por termos caminhado juntamente pelo menos um pouco durante esse ano de 2016 nessa blogosfera. O meu muito obrigada!
Que o menino Jesus esteja sempre presente na sua vida.
Desejo a você e à sua família um Natal de Luz e um próspero Ano Novo
Repleto de alegrias e bênçãos!
Boas Festas!
Feliz Natal!
Feliz 2017!
Blog da Smareis

Inma_Luna dijo...

Muy real y hermoso a la vez.
Besos muchos

MuCha dijo...

Pensando en vos me detengo ante tus letras
dejando volar lo que quiero
y deseando que en este diciembre
se te cumpla tu anhelo
abrazo

Adriana Alba dijo...

Nostalgicos recuerdos de diciembres pasados...para este diciempre presente te dejo mi abrazo y mis mejores deseos.
Que el 2017 nos encuentre unidos y fortalecidos en el Camino de la Vida.
Chin Chin con una Quilmes bien fria!

Marina Fligueira dijo...

¡Hola Carlos!!!

Venga a alegrar ese nostálgico corazón y mira adelante que vida tenemos una sola. Diciembre es un mes más del año aunque para muchos/as sea más significativo, quizá sea para aquellos que sean capaces de celebrar las fiestas sin mirar a otro lado, no es lo mismo para los que si miramos donde caen las bombas y destruyen media humanidad sin respetar hospitales ni inocentes que sin comerlo ni beberlo les arrebatan lo más preciado, la vida. Está el mundo loco, loco.

Pero nosotros por mucho que lo sintamos, no podemos hacer nada estando exhausto de guerras y muertes.
Un abrazo envuelto en papel de celofán con mis mejores deseos de felicidad, te la mereces. Mi gratitud por tu huella y mi estima siempre.
Perdona mi ausencia, no es abandono no. Es un problema de salud que se va solucionando poco a poco, y pronto volverá la normalidad.

RECOMENZAR dijo...

YA QUEDA POCO ESTUVIMOS JUNTOS ESTE AñO...
TE DESEO LO MEJOR EN EL PROXIMO
uN ABRAZO CON SABOR A CAFE

Jova dijo...

Me gusto mucho el poema y creo conocer a Ma. Elena Walsh. Y es muy cierto, hay momentos en la vida en que no importa si ya anocheció. Felices fiestas, un abrazo fuerte.

Mª Carmen dijo...

Precioso poema. Felices fiestas amigo. Un abrazo.

Nino Ortea dijo...

Buenas tardes, Carlos:
Te deseo lo mejor, ahora y siempre.
Un abrazo.

Teca M. Jorge dijo...

Passar por aqui e ler suas letras sempre me encanta e me causa emoção...
Feliz Natal junto aos seus, poeta.
Um beijo carinhoso

RECOMENZAR dijo...

Te deseo lo mejor que todo lo que quieras se te cumpla.
que los momentos tengan noches y tu pasión se agrande
que el balance de los días te haga feliz con tu alma
un abrazo desde Miami

Ame dijo...

Hola, Carlos
he venido siguiendo una nueva actualización, pero se ha perdido en el camino
Te envío un beso, te cuidas

Loli Salvador dijo...

Perdona, querido amigo, pero últimamente escribo poco por falta de tiempo y a estas fechas aún no te había visitado, por eso hoy vengo a desearte unos días de equilibrio y bienestar. Es cruel que en este mes del año se vea devorada el alma de los que se sienten solos. Con diciembre también llegan aspectos meramente materiales y debemos poner en práctica un hábito esencial, el de amar y amarnos, por eso estamos convencidos de que no satisfacen más los brindis con champán y las compras navideñas que la felicidad que proporcionan las buenas relaciones y la alegría compartida. Que tengas salud y seas feliz, dos cosas que no se deben descuidar.
Un beso muy grande.

Rosana Marti dijo...

Las ausencias dejan huella en el camino de la vida. Un fuerte abrazo amigo-poeta mil gracias siempre por tu compañía y amistad.