Páginas vistas en total

lunes, 8 de abril de 2013

Reclamo


El niño que me habita mira caer desde la ventana 
la delgada lluvia que moja el patio.
En los zaguanes los recuerdos se agolpan
juntando pequeñas heridas 
que no ha sanado el tiempo.
!Cuántas indolencias,
desafectos y soslayos 
reclaman como  Kafka
en Carta a mi padre
aún después de muerto¡
Muere la tarde y se evapora la lluvia,
pero persiste el recuerdo,
mordiendo las arrugas del alma.

26 comentarios:

Isa dijo...

Hola Carlos, precioso escrito aunque lleno de heridas aun sin cicatrizar.
Hay heridas de la infancia que son incapaces de curarse. Por ello debemos de cuidar a los niños/as a que tengan una infancia feliz si no queremos que el futuro se llene de personas débiles en este mundo en el que nos ha tocado vivir.

Mientras tanto la melancolía va llenando los días de lluvia que contemplamos tras los cristales...
Saludos y un abrazo

la MaLquEridA dijo...

Hay recuerdos que no se borran ni con las lluvias de abril.

Lichazul dijo...

hay infancias donde pareciera que la vida nunca nos regaló un caramelo

cuántos niños siguen inmersos en zaguanes y cuantos aún después de hechos siguen añorando ese dulce que no llega

precioso y evocativo poema CARLOS
me ha gustado mucho en su tono y en su hondura

abrazos

Cristina dijo...

Muchos ya son hombres y mujeres grandes con las mismas heridas... Excelente post!
Te dejo un fuerte abrazo, buena jornada.

Verónica dijo...

¡Hermoso, observar las cosas con los ojos de nuestro niño interior (por duras que sean)
Besos

ReltiH dijo...

UN TEXTO QUE HACE, QUE AÚN NOS SINTAMOS. EXCELENTE AMIGO CARLOS.
UN ABRAZO

Maria Rosa Giovanazzi dijo...

Carlos; un muy buen texto, las heridas del alma tardan en curar, tal vez ese mismo niño con su ternura te ayude.

Un abrazo.

mariarosa

Leticia dijo...

Nunca se olvida , aunque se perdone, las heridas siempre dejan cicatrices. El poeta puede o no haber experimentado el interior de su creacion, pues tiene el don de expresar los sentimientos universales , como tu Carlos . Un beso

EvaBSanZ dijo...

Melancólico y bello como la lluvia.

Un abrazo

Cartoncita Rosa dijo...

La lluvia siempre rompiéndonos para empatizar con ella.

Muy lindo.

Abrazos :)

OZNA-OZNA dijo...

Hay recuerdos querido y admirado poeta que se vuelven enemigos nuestros. y por siempre tendremos que batallar contra ellos.
Miles de besinos e infinitas gracias por emocionar nuestros sentimientos con la suprema belleza de tus versos.

Moisés Augusto Gonçalves dijo...

Gostei muito desse menino inquieto que habita em você!
Um grande abraço!

David C. dijo...

buen final le das.
Saludos
David

ohma dijo...

La lluvia siempre nos invita a recordar y, a veces, descubre vieja heridas.
Hermosísimo poema.
Un fuerte abrazo.

Rosario Robredo dijo...

Nostálgico, tierno y profundo. Hermoso poema Carlos.
Es un placer leerte.

Un abrazo

Jéssica Vilardi dijo...

"pero persiste el recuerdo mordiendo las arrugas del alma"

Me encantó esta imagen, me deja sin palabras cada vez que intento explicarla...no hace falta, se abastece por sí sola.

Creería que la referencia a Kafka rompe un poco el ritmo que llevaba el poema. Es solo intuición mía nomás, que se la podría llevar el viento. De todas formas me gusta el poema.

Un abrazo sincero, y discúlpame la tardanza y ausencia con los comentarios de una principiante

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Tengo la misma impresión, Jessica.

Rosa de los vientos dijo...

Carlos, créeme que respeto esa capacidad para tratar temas tan difíciles como este, que tiene un tinte de dolor, y atañe al alma. Ese dolor que revela Carta a mi padre.
Un abrazo.

Susana Jiménez dijo...

Ya somos dos los que contemplamos el caer de la lluvia y los recuerdos que vienen en cada gota.
Un abrazo fuerte

Pilar Cárdenes dijo...

Las cicatrices que quedan de las heridas de la infancia, no necesitarán grandes eventos para reabrise una y otra vez a lo largo de la vida.

Abrazos

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Hola, Carlos:

Dicen, con mucha razón, que los malos recuerdos en corazón de un niño nunca se borran, y de adultos afloran con más fuerza.

A mi, la lluvia, me trae gratos recuerdos.

Un abrazo.

cirugia plastica de abdomen dijo...

Que bien cantado me ha fascinado tu blog y este post en particular me parece excelente
saludos desde argentina
¡Cuánta belleza!¡Cuánta excelencia! ¡Cuánta alegría en mi alma al descubrir sus letras maestro!

Poetiza dijo...

Hola amigo, este poema llora y me llega al alma.......Un placer leerte, cuidate.

teca dijo...

Recordações de pequeno...

Beijos.

María dijo...

Recuerdos que están ahí, que se destapan en algún momento para envolvernos en la nostalgia de nuestros días.

Me ha encantado tu frase... "pero persiste el recuerdo, mordiendo las arrugas del alma".

Un beso.

BEATRIZ dijo...

Lo mejor será salir a chapotear en la lluvia! pero también ver llover y no mojarse es un caramelo.

Me gusta ese cierre.

Saludos, Carlos.