Páginas vistas en total

sábado, 25 de junio de 2011

Legendaria y bolero



La casa solariega


erosionada en el tiempo,


cargada de recuerdos:


el bolero tu me acostumbraste


a todas esas cosas, sonando


en el picó en la sala de los gobelinos,


los cuerpos repegados


y la piel reventando


adentro de las ropas


de deseo.


En el segundo piso,


mientras las termitas horadan las maderas,


se escuchan


aún los !ayes¡


del amor que terminó en tragedia;


y el paso de los años,


no ha podido borrar aún


las aguadas -mural de sangre-


escarchadas en la pared blanca,


para que no pueda el olvido.

19 comentarios:

Remedios la bella dijo...

Eso me gusta de su poesía: atrapa diversas esquinas de la vida...y veo como convierte una historia trágica de amor en leyenda. Un abrazo

lauviah dijo...

Aunque los muros hacen que el tiempo caigan,,
Los recuerdos son firmes , como la estructura De una buena casa.

Precioso ,,,,
saludos

OZNA-OZNA dijo...

que bellas y profundas letras con más bella aún imagen, esta amiga admiradora te da infinitas gracias por aportarnos tu alma sensible de poeta y te manda un besin.

Alma Mateos Taborda dijo...

Maravillosa recreación de los sucesos que guarda la casa solariega, donde el paso del tiempo agrieta su estructura, sin lastimar los intactos recuerdos que guarda entre sus muros.Un abrazo.

la MaLquEridA dijo...

Una leyenda de amor y sangre... bonita...bonita.



Beso Carlos.

Gala(tea) dijo...

El recuerdo es una huella que perdura en el tiempo...
Por mas que nos empeñemos ahi siguen constantes, enseñando lo que un dia ha sido...

Me ha encantado el poema... tienes muchisimo arte.

Un besote.

Patricia 333 dijo...

Hermoso muy Hermoso

El bolero tu me acostumbraste es uno de mis favoritos

Muchas gracias por no olvidarte de nosotras

Un abrazo sincero

soylauraO dijo...

"para que no pueda el olvido" Cierra con un verso de gran fuerza. Buena historia, difícil para hacerla poema.
http://enfugayremolino.blogspot.com

María dijo...

Me gusta la imagen y me gustan los versos, también me gustan los recuerdos, pero siempre los que son positivos y me llenan de luz.

Un beso, Carlos.

Verónica dijo...

¡Cuantos recuerdos, encierra la casa!
Amor y muerte, dos buenos ingredientes para este trágico poema.
Me encantó Carlos, se me erizó el vello.
Besos

Nazaríes dijo...

Que lindo, que emotivo, que bonitos son los recuerdos y como nos conducen a tiempos pasados...me ha encantado y me ha ha hecho recordar la casa de mi abuela..que tantos y tan buenos recuerdos me traen...

Un abrazo grande

Malena dijo...

La música que acompañara esta historia, únicamente podía ser bolero.

Carlobito dijo...

Me gustan mucho las casas antiguas, llenas de historias, recuerdos, fantasmas de amor y de muerte.

Buena foto y magnífica poesía.

Saludos.

MORGANA dijo...

UN MILLON DE BESOS HASTA MI VUELTA.
GRACIAS CARLOS.

Alicia María Abatilli dijo...

Hola Carlos Augusto.
¿Cómo estás?
Duele encontrar la casa de nuestros mejores momentos erosionada por las termitas, lo viví y me marché pronto de ella, no pude soportarlo.
Los recuerdos quedaron colgados de cada clavo que hoy parece que no tuviesen sentido.
Muy bello poema.
Gracias por él.
Alicia

Poetiza dijo...

Bello poema, bella imagen. Cuantas historias guardan las casas viejas, abandonadas. Me gusta verlas, e imaginar. Fue un placer leer, y recordar una casita vieja de adobe, en la cual fui muy feliz. Besos, cuidate.

memetika dijo...

Mucha poesìa destilan las casas viejas...
Acà en mi tierra sobre todo los de los pueblos de la sierra, en los ranchos.

mariarosa dijo...

Las antiguas casas, cargan su historia y a veces nos la regalan suavecito en el oído.


Has logrado un poema hermoso, con versos que nos cuenan la tragedia y el amor.

mariarosa

RosaMaría dijo...

Una foto hermosa, de tantas vidas que habrán pasado por allí, elegiste justo la escena que define el deterioro que se observa. Un abrazo y felicitaciones por todo lo leído hasta aquí.