Páginas vistas en total

martes, 18 de junio de 2019

La hijos de la guerra





Foto propia intervenida


Después de tanto 

tiempo

vuelvo  tras mis pasos,

y la casa sigue ahí,

intacta,

solariega

con sus patios a pleno sol

sus cuartos oscuros 

y espaciosos,

donde los  viejos 

patriarcas,

se acostaban en sus camas 

de roble 

y baldaquín,

cual derecho de pernada

con sus mujercitas 

de pechos apenas en flor

a hacer los hijos 

de la guerra

39 comentarios:

Ame dijo...

Un bonito poema que relata un hecho aterrador
Mi beso, Carlos

RECOMENZAR dijo...

k
Me gusta tu texto Carlos

Jose Vivo dijo...

Un poema sobrecogedor.
Un saludo
JV

Joaquín Galán dijo...

El "amor" como instrumento pensado para la perseverancia de la clase social. Una aberración de las muchas que existen pero narrada en un excelente poema.

Un abrazo Carlos.

Rita dijo...

Un texto corto pero muy intenso, con un contenido que sobrecoge.Un placer leerte.
Un abrazo, Carlos

INTEGRAL DE MIM E DE MEU TEMPO ! dijo...

Somos todos hijos de una guerra....!!
Belo poema, que pone toda la carga melancolica de la guerra.

lichazul dijo...

poder regresar al lugar que nos testimonia lazos y raíz es un privilegio...
en estos tiempos ,
cuántos vagan sin ello sin un sitio donde venerar o enterrar los huesos de los caídos

somos trashumantes naturales y a la fuerza, siempre en constante búsqueda vital

abrazos Carlos
buena semana

CHARO dijo...

Que triste ser hijo de la guerra en esas circuntancias.Me siento hija de la posguerra pero para ser sincera ni me enteré hasta hace pocos años con lo de la "famosa" "memoria hstórica".Saludos

soco luis fernandez dijo...


Bravísimo, Carlos. Un magnífico poema-testimonio-denuncia- de un hecho histórico indigno e indignante.

Abrazo largo, cómplice.

Laura dijo...

Poema triste y una gran protesta.
aunque creo que todos somos hijos de alguna guerra...
Beso grande y abrazo

Tesa Medina dijo...

Que manera tan hermosa de hablar de los "señores", Carlos, con su séquito de sirvientes-esclavos, con sus casas solariegas, qué bonita palabra, y su nula empatía...Con sus prebendas adquiridas por linaje, sin más mérito... Fabricando hijos par ala guerra, hijos para su servicio.

Me vino a la cabeza "Los Santos Inocentes" de Delibes, y la maravillosa y a la vez tremenda película que hizo Mario Camus de esta inquietant novela que refleja una parte de la historia de la España profunda.

Un abrazo, poeta.

mari carmen garcia franconetti dijo...


A mi también me recordó "Los santos inocentes", aquella España que vivieron mis abuelos y me contaron a cuando era jovencita. Duro, triste y crudo texto, que refleeja una larga etapa de un concepto de vida.

Muy buena entrada, felicidades.

Abrazo.

mariarosa dijo...


El poder del terrateniente, del Señor, que en realidad no lo era. Bello poema Carlos.

mariarosa

Sandra Figueroa dijo...

Intenso poema Carlos, que denuncia hechos indignos. Un gusto leerte. Saludos

Isa dijo...

Hola Carlos. Unas letras duras pero desgraciadamente ciertas. Las guerras solo traen desolación y muerte.
Afortunadamente el derecho de pernada se extinguió aunque muchas mujeres lo llevaron en sus mentes durante toda la vida.
Ojalá que la democracia siga viva y nunca más retrocedamos a tiempos pasados.
Un abrazo fuerte

Frodo dijo...

Querido Carlos
Excelente poema, final demoledor.
Recordé un cuento de García Márquez, no me acuerdo el título, pero estaban siempre sobre las paredes de las habitaciones los retratos de los padres, que habían tenido sus batallas anteriores en ese mismo recinto... ahora que lo PIenso tal vez era de Alejo Carpentier.

Abrazo groso poeta!

Carmen Silza dijo...

😑🤗😘💙

Zilani Célia dijo...

OI CARLOS!
ABOMINO AS GUERRAS POIS NELAS NÃO HÁ VENCEDORES.
LINDO E CRU TEU TEXTO.
ABRÇS
http://zilanicelia.blogspot.com.bcr/

Lia dijo...

Vi la casa ...los cuartos...los cuadros y sentí la tristeza de aquellas chiquillas, hermoso escrito. Un beso.

Macondo dijo...

Eran otros tiempos, pero todavía quedan reminiscencias.
Un abrazo.

Bienaventurada dijo...

Que triste tu poema, pero expresado de una forma muy artística. Un abrazo

lichazul dijo...

muchas gracias por tus huellas Carlos
buena semana :) abrazos

pd...yo con un resfrío de esos que hacía mil años que no me daban

RECOMENZAR dijo...

nada cambia todo sigue en el pasado de los sueños

La utopía de Irma dijo...

Intenso y real como la vida misma.

Abrazote utópico, Irma.-

Marina-Emer dijo...

He leído muchos casos y es muy lastimoso por los hijos de las partes.
Te agradezco tu visita ya que llevo unos días en baja forma y con poca ilusión … ahí esta otra vez ,los hijos … los padres...las guerras e incluso el vicio ,yo lucho por darle a los míos una vida de paz ,cariño familiar y armonía.
Gracias por tu cariño de buena amistad.
Marina

Kasioles dijo...

¡Lástima que al que tiene el mando se le permitiera abusar de su poder y llegar a tales extremos!
Pero más pena da todavía que muchas de las atrocidades que se cometían en la Edad Media, sigan , bajo el nombre de violación, cometiéndose en pleno siglo xxi.
Agradezco muchísimo tus letras en mi espacio, ha sido un recibimiento estimulante, muy alentador para seguir escribiendo.
Una vez que he vencido la pereza, seguiremos en contacto.
Cariños y buena semana.
Kasioles

SILO LÍRICO - Poemas, Contos, Crônicas e Outras dijo...

Carlos, guerra é tão mordaz
Quanto é irracional
Parece um ato animal
E o ser humano ainda a faz.

E a casa antiga, compraz
Ao regaço fraternal
Como o mais racional
Modelo de vida e paz!

Por isso no teu poema
Há magnificência extrema
Em comparar dor e amor.

A dor, como que um edema.
O amor, maior que um tema:
Tratado superior!

Lindíssimo teu poema, Carlos! Parabéns! Meu abraço fraterno! Laerte.

lanochedemedianoche dijo...

Generosos versos de una verdad de nuestros abuelos.
Abrazo

ოᕱᏒᎥꂅ dijo...

regreso a los orígenes

Beatriz dijo...

El eterno antes y después de la guerra, Carlos, y en medio de todo, el amor.
Tema sugerente.
Abrazo.

A Casa Madeira dijo...

Tema triste e complicado; pois cada país ou
pessoa tem a sua visão de o porque guerrear.
Mas com certeza as grandes guerras do passado parece que não deixaram marcas;
pois o que mais se vê hoje em dia é esse ódio desenfreado de origem, cor, religião,
esse subjulgo a algumas etnias.
No fundo sobram só tristezas. Me marcou demais
uma pessoa dizer que viu a terra se mexer por dias em uma vala onde atiraram pessoas.
Acho que de amor estamos todos precisados...
Tema super oportuno.
Obrigada pela sua presença.
E uma boa entrada de mês de julho;
Abçs.

Trini Altea dijo...

Carlos me gusta tu texto. Feliz día

José A. García dijo...

Los hijos, esa molestia siempre necesaria...

Saludos,

J.

hanna dijo...

Volviendo a ese triste pasado con letras intensas y llenas de emoción. Besos

ANNA dijo...

Gracias por tu visita y comentario
Te lo agradezco mucho
Cuidate mucho
No se si te comente que publique otro libro de poesias

te mando la web por si deseas verlo

https://editorialcirculorojo.com/se-vende/

gracias

Besos

Zilani Célia dijo...

Oi Carlos!
Muito bonito teu texto.
Abrçs

Verónica Calvo dijo...

Durísimo poema, Carlos.
Una verdad histórica.

Abrazo.

Clarisa T. Livres dijo...

De cierta forma, el tema de tu poema, sigue de actualidad. Siguen de los pechos de las muchachas, apenas en flor, brotando niños para el amor y la guerra.
Hermoso y triste poema, que me cautivó por su fuerza.
Abrazos!

brenda abril silva dijo...

Y así mismo he vuelto hoy. Reviso desde la ventana entreabierta. Marcho de nuevo. Un abrazo Bizcocho.