Páginas vistas en total

viernes, 14 de abril de 2017

Silencios








Hay una hora 
cuando la tarde se adelgaza,
en un hilo de luz,
y el alma se va estrechando,
en sus silencios y mudeces.
Después la nada,
expandida al infinito

24 comentarios:

Elisa Alcántar Cereceda dijo...

esa hora es la mejor
cuando el alma se expresa

abrazos

María Perlada dijo...

Qué intenso lo que has escrito, amigo Carlos Augusto, tan breve y con tanta esencia.

Se enmudecen las horas expresando el tiempo lo que calla la voz.

Besos y feliz fin de semana.

ReltiH dijo...

TUS LETRAS ME HACEN IMAGINA...!
ABRAZOS

Rosana Marti dijo...

Esa hora es puro sentimiento, llena de verdades. Preciosas letras mil gracias por compartirlas. Abrazos!!

Dionisio ALVAREZ T. dijo...


Son instantes singulares Carlos, los que como tu bien haces, dejan una sinergia de inquietud que el ser espera cual dádiva.
Un abrazo

BEATRIZ dijo...

Y "el silencio es oro" de luz interior. Lo único que desdeño del silencio es que me enseñe los pasos ausentes, los oigo en la casa vacía.

Saludos Carlos.

chusa dijo...

pienso que al contrario ante el silencio y la nada el alma se engrandece
como la del poeta que nos regala estos versos
gracias Carlos por tu exquisita vena.
Un beso hasta ese Caribe lejano aunque cercano en mis lecturas
me gusta también la imagen crepuscular que acompaña tu poema 🐔

Gladys dijo...

Nostálgicas y hermosas palabras. Hacía mucho que no te leía me alegra volverte a leer.

Un gran abrazo que tengas un hermoso fin de semana.

Maria Rosa dijo...


Que logrado poema, pocos versos y nos presentas ese momento en que el silencio le gana al paisaje. uy bello.

mariarosa

Maria Rosa dijo...


Se entiende que quise decir: Muy bello.

Verónica O.M. dijo...

Hermoso, Carlos.
Un abrazo, buen finde

maría del rosario Alessandrini dijo...

Muy bello estos nostálgico versos.
Abrazo
Felices Pascuas.

Nieves Martín dijo...

Ese instante de la tarde cuando todo se queda en calma... hasta tu alma inquieta :)

Mil besos Carlos !!

Amapola Azzul dijo...

Magnífico poema.
Enhorabuena.

Besos.

RECOMENZAR dijo...

La nada es el todo de lo que nos gusta
y en la noche me uno a tu ruego
abrazos

..NaNy.. dijo...

Hola paso a dejarte un saludos preciosos los poemas que nos escribes llenos de sentimiento. Besos

Gustavo Figueroa Velásquez dijo...

Un poema, admirado Maestro, que más que poema es un lienzo finamente tratado en donde la policromía más intensa se va desvaneciendo hasta convertirse en eso que poéticamente llamas "la nada en el infinito"; la fotografía capta ese dramático momento de la muerte de la luz y el impetuoso surgimiento de la túnica inconsútil o mortaja que ha de cubrir el alma ataravezada por fieros puñales.
Un poema breve pero contundente que, combinado con esa bella y nostálgica fotografía, logra tocar el alma y dejarnos escondidos en las sombras.
Un abrazo, Carlos.

Elsa dijo...

El punto de quiebre entre la emoción y la reflexión.

Intenso y bello, Carlos

CARIÑOS

MuCha dijo...

!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!la nada de un orgasmo divino !!!!!!!!!!!!

PATRICIA PALLERES dijo...

Bellísimo!
Saludos...Pat

Isa dijo...

Hola Carlos. Esa hora supongo es el ocaso, y en el ocaso suceden muchas cosas porque la noche da para mucho disfrute, y también para mucha soledad. Un poema sumergido en una gran metáfora.
Abrazossssssssssss

Carmen Troncoso dijo...

Es muy linda esa expresión de la tarde se adelgaza en un hilo de luz, Un abrazo Carlos!

Sneyder C. dijo...

Y las letras se filtran bajo el silencio de la noche, para ver tu imagen en líquidos reflejos…


Un cálido abrazo Carlos.

Rud dijo...

Hola, Carlos Augusto
Sencillamente maravilloso. Admiro a las personas que sean capaces de decir mucho con pocas palabras.
Feliz fin de semana