Páginas vistas en total

domingo, 20 de enero de 2013

Página en blanco

Página en blanco


Aquella noche, como siempre lo hacía, se sentó frente al computador. Abrió su blog, y experimentó por primera vez, él novelista baquiano de las letras, aquel terror de sus sueños repetidos, que le perlaba la frente de un sudor frío: ese miedo cerval a la página en blanco.

20 comentarios:

El viejo parce dijo...

Sucede frecuentemente, Puje y puje la mente por parir ideas...y nada brota. AQué bien expresas en el minicuento, este terrible estado. Saludos

ohma dijo...

Nos sucede a todos, y escribir y borrar. Pero no hay que desesperarse, ya vendrá la inspiración, :)
De golpe.
Besos, querido amigo.

Lichazul dijo...

a todos nos ha pasado más de una vez y creo nos seguirá pasando... la inmaculada faz de la hoja es una tentación y una preocupación que solo se alivia vaciándose en ella


abrazos

David C. dijo...

No me ha pasado....y que no me pase.
Saludos
David

Oriana Lady Strange dijo...

Las ideas brotan cuando menos lo esperas, no te desesperes ya volverá la inspiración. Aprovecha y descansa, aquí esperamos.
Cariños...

EvaBSanZ dijo...

Hasta de una hoja en blanco surge la idea en una mente inquieta.

Un beso

la MaLquEridA dijo...

¡Horror! La página en blanco asusta a cualquiera.

Beso.

Vocablo Mudo Pilar dijo...

Da igual el medio, tanto si es papel como si es usando algun medio de las nuevas tecnologías...todo el mundo habla de ese momento blanco ante sus ojos.
Un abrazo
Pilar

Isa Ramos dijo...

Muy bien contado lo que les sucede algunos escritores o poetas impacientes porque la musa vuelva a ellos y no los de plantón.
A la mente no se la puede mandar trabajos forzados porque también se inquieta y deja de fabricar letras coherentes.
Saludos y besos

Verónica dijo...

Si llega ese momento, desconecta el computador, relájate, y prueba a escribir en otra ocasión.
Besos

Marisa dijo...

Las páginas en blanco suelen ser espejos perezosos de nuestra mirada. El azogue se ilumina cuando cerramos los ojos.

Un beso.

María dijo...

No hay que temer a esa hoja en blanco...

Lienzo blanco para que las letras sean dibujadas entre caricias.

Un beso.

Alex dijo...

Ocurre frecuentemente es solo esperar la inspiración pronto volvera, un abrazo saludos...

EL AVE PEREGRINA dijo...

Pienso que a todos nos ocurre lo mismo de vez en cuando...De lo contrario seríamos dioses...
Gracias por tus visitas.
Un abrazo, desde Galicia.

ReltiH dijo...

FULLL, GENIAL!!!
UN ABRAZO

Diana Ƹ̴Ӂ̴Ʒ dijo...

Y bueno, a mi pasó una vez cuando andaba fallando el blogger, lo bueno que al poco tiempo lo pude recuperar.

Aunque a veces la inspiración también es esquiva y por alguna razón tarda en llegar.

Abrazos alados!

Lichazul dijo...

gracias CARLOS por tu huella
abrazos y buenas vibras pa'la semana
:D

Gustavo Figueroa V. dijo...

La hoja en blanco...la mayor tortura para un escritor o para el que quiera escribir algo...La hoja en blanco, esa que no inspira sino qu enos mira con su vacío que aterra.
¡Genial Maestro!
Un abrazo.

Gala dijo...

A todos nos ha pasado alguna vez.
Sabes? yo llevo siempre conmigo una libretita, o un par de hojas en blando, y un lápiz... porque nunca sabes en que momento llegará esa palabra que hace tirar de ella y componer un escrito.
A mi me gusta hacerlo así, si quiero provocar las letras, ten por seguro que no saldrán.

Besitos mediterráneos.

SEX IS MY LIFE dijo...

Carlos... un cuento impresivo, aún más, fuerte.
Es el terror de aquellos que escriben, que colocan n las hojas blancas sus ideas o ideales.
No conseguir llenarla es el miedo que se nos dá siempre.
Lindo el post.
El comentário de Lichazul fué preciso....lindo...