Páginas vistas en total

martes, 29 de enero de 2019

Tiempo








*Foto propia





El tiempo es como una grieta
que horada el alma.
Viene con los recuerdos que han dejado heridas,
y no se cierran;
con el amor despetalado como una rosa,
que ha abatido el viento.
El tiempo viene en sus ojos de amor ajados
en cuyos párpados ha hecho nudos el llanto,
lágrimas que no se borran. 
Hasta la piedra se agrieta,
pierde su filo y lozanía,
la carcome el viento,
la hiedra y la yerba
socias malévolas del tiempo
Viene el tiempo
recordando que no todo fue feliz,
y si se fue feliz, 
ese tiempo hace estragos en la felicidad
con una nostalgia que amarga 
y que hiere.

martes, 15 de enero de 2019

En el color de tus ojos










Foto propia



El día tiene el color de tus ojos;
fulgen como una esperanza
que renace
en el milagro del beso,
en la caricia en la mejilla herida,
en la conversación bajo el alero
del patio de la casa,
abierta
a todos los vientos, 
a todas las voces,
y vuelva la vida,
en el parloteo de los pájaros,
en el olor de los jazmines
viajando con la brisa.
Mantén tus ojos abiertos de sol,
amor,
para que vuelvan a cantar
las chicharras en los robledales,
y en las noches
no encuentre sombra la muerte
donde acechar la vida




domingo, 6 de enero de 2019

Papel quemado







* Foto intervenida



Ella se quedó mirándolo, pero fue su amiga, Irma que la acompañaba, la que emocionada la hizo caer en cuenta, de que era Valentín García, el amor de su vida, el mismo que la dejó por una equilibrista del Circo hermanos. Aún conservaba esos ojos almendrados y la boca carnosa, que la hicieron enamorarse de él.
-Ve y habla con él y te reconcilias- la instó Irma. Ella altanera le contestó
- Valentín es papel quemado. Por qué no vas tú y te comes sus cenizas.