Páginas vistas en total

lunes, 12 de noviembre de 2018

Sombra y lluvia



Foto propia intervenida

Y eres 
hoja, 
rama
tronco,
árbol 

frondoso.
Bajo tu sombra
el día piensa
como un buda sereno.
La lluvia apenas se siente
en los nidos apretados de sus ramas,
haciéndose savia 

en sus nervaduras.

33 comentarios:

Sandra Figueroa dijo...

Bello poema......Sombra y lluvia de versos.......saludos

Verónica O.M. dijo...

Precioso poema, Carlos.
He estado un tiempo ausente...
Un abrazo

Carmen Silza dijo...

La lluvia es la savia de todo. ese agua que no nos falte nunca.
Una lluvia en estos versos muy dulce.
Feliz martes Carlos.
Abrazo

Dionisio ALVAREZ T. dijo...

Cual tal vegetal, con grandeza aflora, y así Carlos,
nos dejas en estos versos la esencia serenada
de ese latir savia arriba para en bien alentar la vida…
Un abrazo

Belinda torres dijo...

Un poema precioso Carlos. Se respira paz bajo ese árbol.
Un abrazo

Alcántar Cereceda dijo...


y es que los sabios de los bosques saben , yo cada vez que puedo me limito a abrazar árboles de troncos anchos y posar mi oreja en su corteza , suelen susurrar canciones directo al corazón
ten una jornada preciosa Carlos
muchas gracias por tus huellas

Maria Rosa dijo...


La naturaleza se lee y se ve en tu bello poema. Hermoso Carlos.

mariarosa

CHARO dijo...

Ese árbol frondoso que tanto nos aporta bien se merece esos versos que le dedicas.Saludos

SILO LÍRICO - Poemas, Contos, Crônicas e Outras dijo...

Lindo poema, Carlos! Sombra e chuva, onde nós somos um arbusto - somos raízes, tronco, ramos, folhas, flores, frutos e às vezes lenha. Bela composição e mensagem! Teu poema nos faz refletir e sentir a alma entregar-se ao deleite das palavras doces! Grande abraço! Laerte.

María Dorada dijo...

Qué bello tu poema e imagen, amigo mío.

Raíz prendida en lo más profundo... en ese sentimiento en el que emanan las emociones latidas... hoja y vida...

Un beso enorme.

Kasioles dijo...

Cuando los árboles no pierden sus hojas, los días buscan cobijo bajo sus ramas al anochecer, cavilan pensativos lo efímeras que son las horas.
¡Así de pasajera también es nuestra vida!
¡Preciosa foto!
Cariños.
Kasioles

Verónica Calvo dijo...

La generosidad y sabiduría del árbol, metáfora de vida.

Saludos.

Frodo dijo...

Excelente! Naturaleza hecha poema.
Nos fuiste llevando por los versos como trepando por el árbol

Abrazo!

Nino Ortea dijo...

Y somos ojos, que leen en ti palabras que hacen que –bajo la resina de nuestro tronco– nuestro corazón lata con savia nueva.
Un abrazo, Carlos.

Anónimo dijo...

Gracias por tu aportacion en el blog
Me ha encantado
feliz fin de semana
Besos

Gustavo Figueroa Velásquez dijo...

Sombra y lluvia y con ellas todo un mundo de palabras, de sensaciones, de sentimientos.
Un abrazo Maestro Carlos.

A Casa Madeira dijo...

Adoro sombra e chuva;
Belo poema.
Bom final de semana.

María José Flores dijo...

Un encanto!

Saludos.

CRISTINA dijo...

Hola Carlo, un poema bello y un bonito canto de amor a la Naturaleza. Ese árbol frondoso que luces airoso dando cobijo, en los día de lluvia.
Un abrazo!

Mª Socorro Luis dijo...


Tan pocas pslsbras para decir todo. Todo lo que puede llenar una vida.

Yna perla poética, Carlos. Besos.

Tesa Medina dijo...

Si yo fuera árbol, mi savia se estremecería de placer ante este hermosísimo poema.

Conmovida... me vinieron a la cabeza estos versos de mi adorado Lorca...

...Quiero llorar porque me da la gana
como lloran los niños del último banco,
porque yo no soy un hombre, ni un poeta, ni una hoja,
pero sí un pulso herido que ronda las cosas del otro lado...

Hoy en el otro lado gracias a ti, fui árbol.

Un abrazo, poeta.

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Mis nervaduras son muchas y la savia poca, tan poca como la gratitud que es ahora escasa tan, escasa.

Un abrazo.

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Nervaduras de ser y estar y haber visto tantas, pero tantas cosas...

Paz

Isaac

Hanna dijo...

La lluvia inunda nuestros sentidos... Hermoso poema!!
Besos y gracias por visitarme.

La utopía de Irma dijo...

La lluvia es vida incluso cuando llueve café en el campo.

Abrazote utópico, Irma.-

Kasioles dijo...

Mil gracias por la caricia en palabras que hoy ha recibido mi blog.
Te deseo un buen fin de semana.
Cariños.
kasioles

Mara dijo...


¡Hola Carlos! Abrazo ese hermoso árbol y en él al bosque que tanto nos da. Gracias. un abrazote.

maría del rosario Alessandrini dijo...

Un fenómeno de la vida en tus letras brillan.
Abrazo

Beatriz Martín dijo...

Carlos, nada como atrapar la naturaleza en la pasión y en el amor que bordea el corazón, precioso poema un abrazo desde mi brillo del mar

Marina Fligueira dijo...

¡Hola Carlos!

En el bosque es vida, amigo: encontraremos en el cantidad de animalitos que están reproduciéndose y reinventándose para sobrevivir como puedan, puesto que el egoísmo humano, no se lo pone fácil.

Ha sido un placer, Carlos. Te echaba de menos.
Te dejo un beso y mi inmensa gratitud y estima.

Se mu, muy feliz.

Locaporlaluna dijo...

Se deslizó el poema...como la savia.
Un abrazo, Carlos querido.

Isa dijo...

Sombra y lluvia las dos necesarias para aliviar el calor y la sed de la tierra.
También para afrontar el día a día y los problemas. Buen poema Carlos.
Abrazosssssssssssss

Michelle Guillen dijo...

me gusta la coherencia de esta gran metafora
un exitosaludos