Páginas vistas en total

sábado, 14 de octubre de 2017

Estas calles...

Estas calles que esperaban la noche, 
casi en sombras, 

con la sola la luz mortecina 
de las bombillas en sus puertas. 
Ya no viven adentro de sus casas, 
la risa desabrochada de las putas;
el chancleteo de las 
máquinas de coser de los sastres

que vestían al pueblo,
ni la vocinglería de los violines, 

tiples y bandolas de las estudiantinas 
que le dieron nombre sinfónico al barrio. 
Hasta los viejos,
perdieron la memoria 
de los buenos tiempos de estas calles


Foto propia: Piedecuesta