Páginas vistas en total

martes, 27 de diciembre de 2016

De eróticas

Sus pechos saltaron
al embrujo de la luna,
como liebres ebrias de deseo,
y mi boca  en el lagar de sus pezones,
fue abeja laboriosa,
febril,
desgajando con el paso de las horas
arándanos,
y fresas de su piel encabritada.
Y de la humedad de su  gruta,
medusas,
algas,
lotos 
amanecidos
de agua
y sal.

*Pintura del desaparecido pintor hiper-realista colombiano, Darío Morales

desnudo-en-frente-de-ventanas-francesas-1973.jpg