Páginas vistas en total

lunes, 21 de marzo de 2016

YUMA



Quizás nadie te haya hablado
antes de los fuegos fatuos,
del viejo Yuma camino del mar, 
preñado de capaces,
bagres,
bocachicos,
y nicuros,
sustento de cobrizos pescadores,
delicias del paladar de ribereños
y gentes "laderanas".
De la severa presencia del caimán,
asoleando la piel,
en algún solitario playón en tiempos
de verano;
no estos veranos,
donde el río ha perdido la imponencia,
de cuando mi madre,
cantando a Toña La Negra,
a la vera del Banco - Magdalena,
lo veía como su mar Mediterráneo.
Ya no es el Yuma,
le robaron el alma
Una ubre seca,
un río moribundo,
que devuelve de sus aguas,
los restos de una historia
de naufragios
y violencia repetida:
la de los cadáveres de los desaparecidos

34 comentarios:

Maria Rosa dijo...

Bello poema Carlos, los viejos ríos que se tragan todo hasta a los seres humanos.

mariarosa

Isa dijo...

Hola Carlos, un poema que clama por sus versos dolorosos.
Ufffffffffff, duele al leerlo.
Bello a pesar de la dureza de lo que dice.
Saludos y abrazosssssss

Susana Jiménez Palmera dijo...

Duele, pero es la única manera de trascender, de ir más allá del dolor para soportarlo y si se puede... entenderlo. Gracias por compartir. Te dejo un abrazo fuerte.

Verónica O.M. dijo...

Hermosas y dolorosas letras.
Un abrazo

Beatriz Martín dijo...

uuff que poema tan duro me hiciste recordar a Vzla. donde todo se ha perdido luz de su paisaje esta ensombresida y los ríos son sangre de cadáveres uffff que dolor a mi alma profundo y hermoso poema , un beso amigo desde mi brillo del mar

María Perlada dijo...

Hoy me duelen tus versos, pero no dejan de ser bellos, mi querido amigo Carlos.

Un beso enorme.

Alondra dijo...

Loa conquistadores nos imponen sus costumbres, siempre. Cuando un pueblo pierde las raíces sólo queda el recuerdo en algunos ancianos que atesoran la historia en la memoria.
Un abrazo amigo

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Duele pero es verdad, el río se está muriendo, como muere la esperanza de verlo como antes era..., pero la estupidez humana no tiene límites.

Abrazos.

ReltiH dijo...

ESTE TEXTO SÍ QUÉ TIENE QUE VER CONMIGO!!!!!

ESE RÍO
QUE PASA TODOS LOS DÍA
FRENTE A MI CASA.
ESE RÍO
NERVADURA Y ÁPICE,
QUE CORRE SAVIA
DE SENTIMIENTOS.

MUY TRISTE Y REAL TU POEMA.
ABRAZOS

Gustavo Figueroa Velásquez dijo...

Maestro Carlos:

Desfila por tu poema la historia de un río, otrora vida de una Colombia ya sumida en la barbarie, que ha pasado a ser parte de la misma muerte que ensombrece el poema de la vida y desgarra la fantasía del pasado y la ilusión del futuro. Los bárbaros han alzado la bandera de la eterna patria boba, del fascismo y una noche de cristales rotos anega en sangre la esperanza de la vida nueva.
Qué vendrá después, mi estimado Maestro?
Tu poema me ha hecho estremecer!
Un abrazo.

CÉU dijo...

hola, Carlos...

un belo y profondo poema no dia mundial da poesia.
recordas un rio do teu país, como se ele fuera o Mediterraneo y ahora desprezado. hablas de tu madre con tanta ternura.

besos y feliz Páscoa.

Elisa Alcántar C dijo...

me he trasportado a esa selva y a esos ríos , a esa espesura y sofoco húmedo
a esa inminente lluvia tropical donde todo es palpable
donde los hombres arman sus guerrillas y cazan
herencia de otros hombres menos ambiciosos
el río desbordado de oportunismos y acusador ante el horror hermano
( acá en época de Dictadura el Río Mapocho también llevó sus muertos como
un último adiós atravesando la ciudad )

abrazos Carlos , mil gracias por tus huellas

Taty Cascada dijo...

Carlos, al leerte, sé que el dolor y la nostalgia de buenos tiempos invaden tu escritura. Ese mismo río de bellos recuerdos también oculta su parte oscura.
Abrazos.

la MaLquEridA dijo...

Los ríos como la fe en un mundo mejor se han secado, no existen más.


Un beso Carlos

Tesa Medina dijo...

Muy hermoso el poema, Carlos, con mucho amor y nostalgia por lo que fue en su origen el río.

Los ríos y los mares que fluyen junto a nosotros nos conforman de alguna manera, por ellos pasa la historia, la buena y la mala.

Ellos sólo nos devulven lo que les arrojamos. Deberíamos dejarlos "asministrarse" sin nuestra intervención.

Ah, delicioso tu comentario en mi blog de fotos, Carlos. Gracias.

Un beso,

María Socorro Luis dijo...


Bellísimo. Conmovedor hasta las lágrimas.

Otro Río mas, como el de La Plata y el Mapocho, testigos mudos de la estupidez y de la barbarie humana.

Abrazo cómplice, Carlos

Kristalle dijo...

Hermoso poema, la verdad

Doris Dolly dijo...

Carlos .. palabras que llegan al alma,
desde el recuerdo hacia tu mamá
y deprimen..!!
Vivo a orillas del hermoso río Parana
que disfruto en épocas de verano,
es muy triste en sus crecientes para los isleños.

Un beso

RECOMENZAR dijo...

Intenso tu escrito muchacho

maría del rosario Alessandrini dijo...

Los ríos navegamos en los recuerdos del pasado, muy fuerte, placer leerte poeta.
Abrazo.

Borja F. Caamaño dijo...

Hermosos versos con nostálgico significado y simbolismo.

Abrazotes.

Loli Salvador dijo...


Nuestro egoísmo y una actitud dañina y desconsiderada la pagamos con el entorno, aunque cada ser humano verá en esas aguas una experiencia diferente. Casi siempre el agua trae vida a los pueblos, otras veces, el río agonizante no puede ofrecernos otro caudal y la orilla recoge los pedazos de forma silenciosa.

Feliz semana, amigo Carlos. Un abrazo grande.

Mª Carmen dijo...

Muy bonito, la añoranza a tiempos psados siempre encoge el corazón. Un abrazo.

Solaire Requena dijo...

Mas un poema estremecedor,
me gusta como exhibes mediante este poema acontecimentos de esta real existencia.
Un beso Grande

anuar bolaños dijo...

si. Podremos intercambiar libros. Yo vivo en Cali. Los viernes voy a Univalle a "Vienes de letras" cerca a la Biblioteca central.

MaRía [PieL] dijo...

Los matamos
y nos morimos ciegos del alma

tu poema llega
un homenaje a un río
que bien podría ser la metáfora a la vez de tantas vidas..... que llegan casi secas a su destino a su mar .... para volver a ser lo que fueron agua &vida

un abrazo

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Verónica OM, trato de entrar a tu blog, y no me remite a entradas actualizadas, pero ahí estoy, insistiendo. Un abrazo. Carlos

Marina Fligueira dijo...

¡Hola Carlos!!!

Nos de un buen poema para la reflexión: el río pierda su brillo su vitalidad,la flora la fauna y la culpa es del ser humano y los avances... Que en vez de cuidar, destruyen.
En una pena, mas es así.

Ha sido un inmenso placer, mil gracias por tu preciada huella.
Te dejo un abrazo y toda mi estima.
Se muy muy feliz.

Elisa Alcántar C dijo...

el silencio ya pasó Carlos
dale klik al link Palabras del Camino

abrazos

Jo dijo...

Parece que hay un lugar como ese en cada uno de nuestros países ...

Elsa dijo...

Me con-mueve el texto Carlos.

Cada uno tiene un río devastado que esconde historias oscuras...

La metáfora universaliza el tema.

Sabes que aquí en el Río de la Plata durante la dictadura se arrojaron personas:"los desaparecidos".

UN FUERTE ABRAZO

DMClarisa Tomás dijo...

Qué hermoso poema. Bien podría decirse que "nuestra vida son los ríos"... como decía Manrique... Y aún así, en el río, como en la vida caben todas las contemplaciones y, también, toda la belleza. Me gusta el juego de metáforas, la ruta de tus palabras hasta llegar al agua y dejarlas caer, quizá como la vida olvidada arrastrada corriente abajo.
Gracias, Carlos.

Buena semana. Un abrazo!

Nino Ortea dijo...

Buenas tardes, Carlos:
Es ésta mi primera vista a tu blog; y me acerco tras leerte en el blog de Clarisa Tomás.
En primer lugar quiero agradecerte las palabras que allí me dedicas, en segundo lugar quiero felicitarte por las que aquí nos regalas en forma de poema.

Pronto y con más tiempo, volveré a leerte.
Hasta entonces, un abrazo.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Un abrazo Nino.