Páginas vistas en total

jueves, 12 de noviembre de 2015

ULISES






Sabes de la vida del amor y la muerte,
acuñados en las grietas de la ciudades derruídas;
de los caminos polvorientos donde
huellan tus pies agravios y rencores.
Cuanta lucha por poner de rodillas los imperios,
no importa cuáles, 
los imperios siempre son cadenas de dolor.
A la vuelta de los caminos, 
bien lo sabes, 
la sorpresa que te reta,
como quien tira los dados en el sorteo 
de la gloria o el abismo.
Quizás como Penólope  a Ulises, 
ella te espera,
entre la niebla de cigarros y orines fuertes
de algún bar de mala muerte, 
cantando  una milonga de cordura y desvarío,
mientras mira la puerta,
a la espera de tu regreso, 
el beso que le quedaste debiendo
en el duro momento de  la partida