Páginas vistas en total

viernes, 27 de diciembre de 2013

Muñeca rota


Venías con el alma herida. Eso de ir por el mundo, sin asir un amor, te había dejado como el sarmiento de una hoja seca. No sabías si habías perdido la fe en el amor, o aún tenías fuerzas para volver a amar. Volteabas la mirada al pasado distante y próximo y sólo percibías el cadáver de tus amores, regado en el recuerdo. Ahora que volvías, buscaste refugio en el pueblo aquel de la infancia. Aún te quedaba un refugio: la vieja casa. Subiste de memoria los peldaños de madera que llevaban al desván, y sobre la tapa del viejo baúl que guardaba tus juquetes, viste la muñeca de trapo, con la que jugabas de niña a ser mamá, deshilachada por el tiempo y el abandono, y una lágrima brotó de tus ojos, porque te sentiste como la muñeca, rota por dentro.

lunes, 16 de diciembre de 2013

INGRÁVIDOS

INGRÁVIDOS

Aletea la brisa


en el abrazo 


de nuestros cuerpos,


en esa hora


en que el sol cierra sus párpados

tras una nube fugitiva,

y soñamos a juntar el alma


en cada beso dulce.

Hay una eternidad,

que sólo la rompe

el vuelo de los pájaros

buscando sus granos de centeno

en el piso de la vieja calle

donde somos etéreos.



martes, 10 de diciembre de 2013

Ardores

 ARDORES


Me quemé el alma 
en cada beso tuyo,
y lastrada la piel
cuando fuimos 
sólo cuerpo.






ARDORES  
Me quemé el alma
en cada ardor del beso
y de la piel lastrada
en la tuya,
cuando fuimos sòlo cuerpo

lunes, 2 de diciembre de 2013

DERIVA

Foto: DERIVA

No hay luna que te recuerde
ni brisa que memore tu palabra,
¿acaso el amargo escoriar
de un barco a la deriva?

No hay luna que te recuerde
ni brisa que memore tu palabra.
¿Acaso el amargo escoriar
de un barco a la deriva?