Páginas vistas en total

jueves, 31 de octubre de 2013

Juramento


Ahora viendo la casa,
hecha un estropicio,
le sangraban los recuerdos.





Aquella tarde volvió al callejón, y supo que áun no la olvidaba, a pesar de que el bar donde 
escuchaban las canciones de Violeta Parra, ya no estaba, pero sí el alto balcón de la vieja casa colonial, donde leyendo los versos de La casa y el ladrillo, de Mario Benedetti, se habían jurado cambiar el mundo.









23 comentarios:

Verónica O.M. dijo...

Hermoso texto y fotografía, Carlos.
He tenido que coger una lupa para leer el post, las gafas no eran suficiente, jaja.
Un abrazo

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Aunque aquella casa amenace ruina y tal vez desaparezca, los recuerdos jamás se borrarán de la memoria.

Un abrazo.

la MaLquEridA dijo...

Un amor amor nunca se olvida.


Beso Carlos.

Boris Estebitan dijo...

Los recuerdos son eternos :)

mónica pía dijo...

"le sangraban los recuerdos"... qué bella manera de decir la memoria del corazón...!

cariños,

ohma dijo...

Mejor no jurar nada.
Un largo abrazo, Carlos.

Sneyder C. dijo...

Los recuerdos permanecerán aunque este en ruinas la casa, ellos habitan en nuestra memoria.

Un cálido saludo

Maria Rosa Giovanazzi dijo...

En nuestra memoria los momentos vividos están igual que cuando fueron reales, pero el tiempo, cambia todo, menos las ilusiones.

mariarosa

elisa lichazul dijo...

más allá del tiempo el juramento sigue pulsando vivo
y nos mueve y nos despierta y nos provoca andar despiertos en la noche del recuerdo

abrazos y mil gracias por tus huellas CARLOS

te dejo el nuevo blog

http://lunapagana1.blogspot.com

abrazos y feliz jalogüín

María dijo...

La cámara de la memoria está presente y los recuerdos permanecen siempre.

Un texto muy sentido, amigo.

Te informo, que tengo tu diploma personalizado con tu texto y nombre, es que no sé dónde enviártelo, si me das tu email te lo mando para que lo tengas de recuerdo.

Un beso.

Amapola Azzul dijo...

Precioso Carlos. Un beso.

BEATRIZ dijo...

Vivir y habitar un espacio mientras lo hacemos, es un gran privilegio. Y regresar después de mucho y hallar las difrencias del tiempo podría ser un cuchillo de dos filos. Yo siempre intento poder valorar las difrencias.

Breve y sabio.

Saludos.

Elsa Tenca-Mariani- dijo...

Todos los ciudadanos jóvenes del mundo intentaron cambiar el mundo como índice de sus utopías,pero volver al lugar describe una época.
Escucho a *VIOLETA con la queja en el aire...y presencio la realidad actual...

Un abrazo,Carlos.

Gustavo Figueroa V. dijo...

Apreciado Carlos:

Este es, sin duda, una de las mejores entradas que nos has regalado; la fotografía es un extraordinario contraste para el texto; volver tras las huellas y encontrarse con un pasado que de pronto nos sacude y nos atiborra los recuerdos con ese pasado que no pudo ser eterno. Como dice una canción de Dario Gómez "nada es eterno en el mundo..."
Ese poema de Benedetti es todo un monumento de arte poético!
Te dejo un abrazo mi estimado Poeta.

ReltiH dijo...

FULLL, EXCELENTÍSIMA BOHEMIA.
UN ABRAZO

Ateliê Tribo de Judá dijo...

A canções trazem a tona lindas recordações.

Beijos
Joelma

Ateliê Tribo de Judá dijo...

A canções trazem a tona lindas recordações.

Beijos
Joelma

Isa dijo...

Hola Carlos, preciosa la foto. Es lógico que el tiempo vaya minando las cosas, también los recuerdos aunque estos intenten seguir con nosotros por el resto de los años.

El poema de Benedetti extraordinario.
Un bar tranquilo es el mejor lugar para intentar cambiar el mundo mientras se escucha una canción.
Saludos y besos

Leticia dijo...

La casa, corazón del espíritu del hombre , siempre en transformación pero con los cimientos enraizados en el alma.
Un beso Carlos.

José María Souza Costa dijo...

Olá, bom dia.

O tempo é de luzir. Então cada um de nós que busquemos o nosso Sol.
Ele paira, e nos convida ao aquecimento do cotidiano. Não por que queremos, mas por que o tempo, exige em exposição, que cada um de nós, busquemos o nosso lugar. Abraços.

Misterio dijo...

A veces, los recuerdos solo duermen esperando ser despertados, como en este caso. Todo queda sembrado de cosas que traerán a esa persona a la mente.

Muchos besos,

Marina Fligueira dijo...

Si, siempre sel a flote los sueños y los recuerdos y nos acerca al pasado.

Bonita entrada, Carlos.
Te dejo un beso y mi estima.
Se muy muy feliz.

Alicia María Abatilli dijo...

Quizás algo queda, siempre queda.
La voz de ella recitando esa poesía, por ejemplo, o tu emoción al escucharla.
Abrazos.
Cuídate mucho.
Alicia