Páginas vistas en total

viernes, 31 de mayo de 2013

La rebelión de los personajes de novela

LA REBELIÓN DE LOS PERSONAJES DE NOVELA

Siempre había pensado que uno tenía en la novela y el cuento el gobierno de los personajes...bueno la experiencia de fabular el temperamento de un mundo de personajes en el diario escribir, como un titiritero que en los hilos de su cruceta maneja el destino de las marionetas en escena, validaban el supuesto, pero he aquí que en la novela que escribo últimamente, una novela negra, los personajes han empezado a rebelarse del papel que les he asignado. 

Esta mañana para sorpresa, ha amanecido en mi cama, Violeta, la roquera que canta con la Banda de Los Victriólicos. Es una muchacha de buen aspecto, a pesar de su pelo largo, teñido -tinturado dice ella- con los colores de la bandera nacional. Me ha dicho, con un desparpajo sui generis," Guillermo (así me llamo yo), hemos hecho el amor de amanecida, tan dinay dinay, que volveré a meterme en tu cama". Me refregué los ojos, una y mil veces, tratando de salir de la pesadilla, pero no era una pesadilla. Ahí estaba ella, desnuda como una nuez, con la bandera nacional en su hebras de pelo, cayéndole patrióticamente por las espaldas, mientras trataba de ponerse una piyama de cebras. 

En el hilo conductor de mi novela, Violeta, tiene que matar a su amante, un afamado lavador de dólares mal habidos, con el negocio fachada de los chupos y mamaderas para niños de la primera infancia. Ella es una agente de la CIA, camuflada de cantante de rock, infiltrada en los negocios de "Careverga" -así lo llaman en el bajo mundo- su novio el del lavadero de plata; pero ahora, para mi propio asombro yo tengo en la mano el revólver conque Violeta debe reventar a plomazos a su amante, y su tesis es muy convincente: "Guille, Careverga, es el hombre más celoso del mundo, más que el Otelo de Shakespeare, y ya sabe que nosotros estuvimos encamados. Así es que si no lo matas, el te mata a ti", y con la misma avilantez conque entró en mi cama, salió de la casa, dejándome con el revólver tembloroso en la mano.

viernes, 24 de mayo de 2013

Memorabilia del poeta Jattin


Foto

MEMORABILIA DEL POETA JATTIN


Raúl Gómez Jattin, tiene dos razones para ser recordado en el mes del mayo. Nació y murió en este mes, donde el almanaque como un alfiretero se encuentra agujerado de un mundo de celebraciones. Murió a los cincuenta y un años, como quiso y se le dio la gana vivir la vida, lejos del fasto de su familia, con apellidos de abolengo y prosapia cartagenera; y eso lo entendieron no sólo los suyos, sino también poetas y escritores como Roberto Burgos Cantor,a cuya casa llegaba después de meses de andar perdido, tirando infantería por las desastrosas carreteras del país, con sus poemas en una mochila, y la vincha enfebrecida en su cabeza de andariego y transhumante. Como siempre, le pedía al maestro Burgos Cantor, ropa limpia, se sentaba al piano y tocaba, se bañaba y comía, y volvía a su vida.


Creo que fue el poeta colombiano más auténtico y natural. Nada de artificio en sus versos, naturales como ese canto al amor:
Gracias, señor
Por hacerme débil
Loco
Infantil
Gracias por estas cárceles
Que me liberan
Por el dolor que conmigo empezó
Y no cesa
Gracias por toda mi fragilidad tan flexible
Como tu arco
Señor amor.


Discrepo de quienes quieren situar a Jattin, en esa cofradía extraña para nosotros, de los poetas malditos. Jattín no se encuadraba, y menos se dejaba cuadricular en esas categorizaciones que se inventan los teóricos de la literatura. Así llevara adentro un mar de angustias, era él, auténtico e inédito como poeta que no escribe artificios, sino su propio dolor de existir:

Si quieres saber de Raúl
Que habita estas prisiones
Lee estos duros versos
Nacidos de la desolación
Poemas amargos
Poemas simples y soñados
Crecidos como crece la hierba
Entre el pavimento de las calles.


A Jattin le dolía la vida, amarga como en ese poema tan gráfico:"Ya para qué seguir siendo árbol/Si el viento no canta en mi follaje /Si mis pájaros migraron a otros lugares". Por lo que no extraña esa obsesión por la muerte, y el suicido en gran parte de su producción poetica: "Airoso en su galope/Levantó la mano armada/Hasta su sien
Y disparó", "Siento escalofríos de ti,/Hermana muerte,".

Un 22 de mayo de 1997 decía el obituario, el poeta Jattin murió arrollado por un bus en Cartagena de Indias, pero la versión más cierta, es que se le tiró al bus, porque estaba mamado de esta perra vida.
Foto

sábado, 18 de mayo de 2013

Esa era mi madre











Cuando abría los ojos
y se quedaba mirando en el vacío
yo veía en ellos su nostalgia por los pescaditos de oro
de Melquíades
y el asombro por el río madre de la patria.
Es que era banqueña
y añoraba ese mar interior:
el río Magdalena y sus riberas
a donde la sentía volver,
en su canto de un bolero,
con el acento y la dulzura
de una Toña la Negra,
drenando sus saudades

domingo, 12 de mayo de 2013

Sábanas mojadas


Sábanas mojadas

A pesar de la tristeza que deja tu ausencia
me quedan el olor de tus cabellos,
azahar en las mañanas
y el de tu piel
-dulce y fuerte vino-
en las noches
de sábanas mojadas

sábado, 4 de mayo de 2013

MI PAÍS, MI PAÍS


MI PAÍS, MI PAÍS
Me enseñaron que Colombia, 
mi país, 
era el mejor país,
el del Sagrado Corazón de Jesús
en mayúsculas,
el del Dulce Jesús mío,
en letras edulcoradas de ternura
con esa educación de loros 
que siempre es nuestra escuela,
pero nunca me dijeron por qué era el mejor.
Y ahora que veo a los epulones del poder,
bailar felices con la muerte,
ya no tengo dudas.