Páginas vistas en total

sábado, 18 de agosto de 2012

Caballos de la medialuna



27 comentarios:

RECOMENZAR dijo...

Hermosas tus imagenes
Profundas tus palabras
mil besos para vos

Rosa de los vientos dijo...

Creo...no lo afirmo, es un poema críptico, para desentrañar: es la Colombia oscura, en esa metáfora de caballos, noche y luna segadora. UN beso, poeta

ReltiH dijo...

UN SENTIMIENTO MUY COMUNERO. TREMENDAS LETRAS!!!!
UN ABRAZO BROTHER

Luís Coelho dijo...

Muito bonito estes cavalos de cascos calçados, batendo na calçada de pedra.

Aceita um abraço simples e nú.
Dá-te tudo e não te pede nada.

Verónica dijo...

No se si entendí tu poema, pero me quedé casi sin respiración nada más empezarlo a leer.
Besos, feliz semana

teca dijo...

Profundas palavras carregadas de forte sentimento... linda imagem que as acompanha.

Beijo carinhoso.

María dijo...

El viento se enreda entre tus letras dejando a los silencios dormidos.

Un beso.

Isa Ramos dijo...

Hola Carlos, ufffffffffffff, un poema muy fuerte. La noche acecha con su oscuridad y la muerte.
Deseo que todo esté muy bien en tu vida.
La foto de los caballos es preciosaaaaaaaaaaaaaaaaa con esa espesura de niebla en el ambiente.
Saludos y un fuerte abrazo

Gala dijo...

En un miedo que junta cuerpos.
Siempre me sorprendió porque cuando tenemos miedo tendemos a acurrucarnos en nosotros mismos, casi como en posición fetal.
-si, se que no es lo que dice tu entrada pero me vino esa imagen a la mente.
en cualquier caso, la luna en forma de hoz esperando para degollar cuellos, en medio de toda esa oscuridad, no me extraña que se junten todos bien juntitos. No dicen que la unión hace la fuerza? igual así se sienten más protegidos.

Besitos mediterráneos.

Cristina dijo...

Letras que fascinan, un placer leerte!
Te dejo un fuerte abrazo, buen comienzo de semana.

mariarosa dijo...

La imagen impacta, acompaña el miedo que los versos dejan caer en cada palabra.
bella poesía.

mariarosa

Humberto Dib dijo...

Es un poema muy enigmático para mí, me dejó una sensación de opresión, de algo oculto y potente que nos aguarda a la vuelta de cualquier noche.
Un fuerte abrazo.
HD

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Hola, Carlos:

Noches de terror y de agonía que perecen ser parte de nuestra propia historia.

Un abrazo.

Annto dijo...

Guau! Genial leerte, escribes muy bien. Sigue así, te sigo sin duda.

Te espero por mi blog :D

Nos seguimos leyendo. :)

David C. dijo...

dibujadas palabras.
saludos
David

Diana Ƹ̴Ӂ̴Ʒ dijo...

Entre silencios y miradas, la noche se torna agonizante.

Lindo poema, querido Carlos.

Abrazos alados!

Vocablo Mudo Pilar dijo...

Un poema que desde los primeros versos dejan una sensación de miedo suave y latente para ir subiendo en la intensidad del enigma, o así lo entendí :)

Saludos

Carlobito dijo...

Me trajo a la mente imágenes de recuerdos implantados en mi mente de momentos narrados en libros latinoamericanos, que cuentan sobre la vida de las haciendas, de la época de oro del cacaó, de las empresas bananeras... una época llena de injusticias, donde la gente era explotada por los coroneles, pero encontraba en el amor un escape sublime.

Quizás tus letras no tienen relación con ello, pero supongo que esa es la bondad de la poesía, la capacidad de crear y hacer volar la imaginación.

Mario Salazar dijo...

Medio tétrico y por eso original, simpático el poema, muy creativo como el anterior que también te había leído, creo que sería interesante hacer un cuento en verso, corto, hay material. Un abrazo.

BEATRIZ dijo...

pfff! ahora tengo miedo a la luna.
las imagenes son limpias en su forma.

Saludos.

Fay Gwillyon dijo...

El piafar del corcel ya de por si es una figura intimidante, de agonía cegada las ilusiones por una hoz luminosa. Bonitas figuras nos regalas mi apreciado poeta.
Como siempre un gusto y un honor sentir los latidos de tu corazón.
bss

Realidad y Ficción dijo...

Un texto muy visual, también sonoro!, lo he visto como una escena cinematográfica del género del terror, terror fino en el cual la naturaleza muestra sus ámbitos insondables, luna y muerte se hermanan y los caballos desbocan los instintos bajo el sonido nocturno de sus cascos.
Mi abrazo!

Gustavo Figueroa V. dijo...

Amigo mío...nos dejas un poema que parece el cuadro de los tormentos de la raza humana...la noche, la luna como una guadaña dispuesta para el crímen, el viento frío y el beso de la muerte rondando en cada esquina.
Tu poema es un caballo desbocado por el sendero de las palabras necesarias para dejarnos meditabundos.
Un abrazo Poeta!!!

M.Flores dijo...

En la noche asoman los rostros, uno a uno, a nuestre mente y nos inspiran poemas tristes, profundos y bellísimos como éste tuyo, Carlos Augusto.
Besos de todos los colores para que te animes, si es que estás melancólico. Yo de eso sé mucho.

María dijo...

Amigo Carlos no tienes nada nuevo pero te dejo mis saludos deseándote un feliz domingo.

Gracias por tu cálido comentario dejado en mi blog, me he sentido abrazada.


Un beso.

Doris Dolly dijo...

Carlos.... " Caballos de la med...."

Temerosa he terminado de leer tus dràsticas palabras....y esa luna que siempre admiro por su belleza, la has transformado en una hoz solitaria...

¡¡¡ Terror leerte !!

un beso

Gilberto Cervantes dijo...

Unos versos tremendos mi estimado Carlos. Tus letras no paran de crecer!!!

Un abrazo!