Páginas vistas en total

sábado, 10 de septiembre de 2011

Noche

Siento ecos de silencio en la noche,
duerme con sueños de estrellas,
en el cielo despejado
como tu frente cuando el aire
se queda en tus cabellos,
y me miras desde tus ojos de cristal,
sin perder el asombro por el beso
que resbalo en tu boca.
Esta noche no hay cantos,
duerme al arrullo mudo
de una luna hechiza
que se limpia la cara en un lago
quieto,
lágrima congelada en la sabana,
como tù,
extendida en la desnudez de tu cuerpo
y de tus sueños,
vuelta suspiros  dentro del  alma,
mientras te miro en la serenidad de tu piel
aperturada al deseo,
como una flor de pétalos abiertos,
a la seducción de esta noche muda
en sus abisales silencios