Páginas vistas en total

viernes, 11 de noviembre de 2011

Ironía





Supo que era una estatua
de héroe olvidado,
cuando las palomas empezaron a cagar
su cincelada cabeza de bronce.

19 comentarios:

Remedios la bella dijo...

Me gusta el humor y la ironía del poema. Un beso.

Marisa dijo...

Todas las estatuas ecuestres sueñan con la mano del Rey Midas...
Muy acertada tu mirada.

Un abrazo.

María dijo...

Una ironía cierta, la que desprenden tus palabras.

Un beso.

ReltiH ReltiH dijo...

FULLLL IRONÍA!!!!
UN ABRAZO

la MaLquEridA dijo...

Uts! nada que se pueda hacer, las palomas no saben de héroes ni personajes ilustres.


Un beso.

Verónica dijo...

Pobrecillo no sé lo que se pensaría que era, jaja.
Me fascinan las estatuas, cuando las observo siempre pienso lo mismo, la de gente que las habrá mirado al pasar.
Un abrazo, buen finde

ArteDeAmar dijo...

Es una pena que las estatuas se conviertan en el W.C de las palomas.
Irónico breve ;-)
Besitos de Arte

MORGANA dijo...

Trade se dió cuenta...maldita ironía del destino...
Besos de luz para tí, Carlos.

MORGANA dijo...

Upssssssssssss...quise decir tarde

medianoche dijo...

Y no tenía solución, solo seguir allí para ser perfumado, muy bueno.

Besos

Alma Mateos Taborda dijo...

Este el destino de muchas estatuas. Es que las palomas no entienden de héroes. Genial ironía. Un abrazo.

Jéssica Andrea Vilardi dijo...

jajaja

Cómo se despojan los honores con el tiempo. La maldita peste de palomas, esas condenadas desde hace rato están confabulando también contra los de carne y hueso. ¿Cuándo actuarán con vigor?...qué miedo no saber.

Un abrazo,

Jéssica.

Estrella Altair dijo...

Hay que admitir que determinadas estatutas.. son feas.. de narices..

Un saludo..

Rosario Robredo dijo...

Ironías de la vida, buena perspectiva
tu mirada.

Un abrazo

eder dijo...

no queda de mas echar una mirada a nuestras cabezas. nunca se sabe

Poetiza dijo...

Hola, que triste realidad, siempre terminan asi las estatuas. Besos, cuidate.

Liliana G. dijo...

La gloria siempre tiene esas cosas, luces e inmundicias que la rozan. Es preferible ser un humilde mortal que una estatua embadurnada :)

Carlos, una reverencia a tu perfecta síntesis.

Besos.

Gala dijo...

Muy irónico tu poema...
Muchos héroes olvidados y otros inmortalizados en bronce, que tal vez no lo eran tanto..por eso las palomas encuentran alivio en su cabeza..

besos mediterráneos.

PD:perdón por mi tardanza...

Carlobito dijo...

Una forma dura de ver la realidad... pero, se puede ver el lado bueno, y aceptar el homenaje de las palomas, sus últimas compañeras.

Saludos.