Páginas vistas en total

miércoles, 13 de julio de 2011

No sé si me extrañas

No sé si me extrañas







No sé si me extrañas,
aquí el viento es el olor de tu piel enfebrecida;
de las horas compartidas,
en aquel cuartito oscuro.
No sé si me extrañas,
pero aquí todo te nombra,
hasta el desorden de las sábanas,
como si nunca te hubieras ido,
y anduvieras desnuda, como solías hacerlo

por esos espacios que ahora te reclaman

13 comentarios:

Gala(tea) dijo...

Si le dices cosas tan preciosas debe extrañarte si o si.
Me encanta la pasión que pones a la añoranza de su vuelta...
Si todos los espacios reclaman a alguien... deben rellenarse sea como sea...
No sufras, Carlos... el espacio volverá a llenarse.

Un besazo.

Verónica dijo...

Pienso, que la otra persona si debe saberlo.
Precioso Carlos, pasión y añoranza, que terrible sentir eso por alguien que de momento no está con nosotros, pero quien sabe...
nunca hay que darlo todo por perdido, las cosas en un plis plas pueden cambiar.
Besos, feliz tarde

OZNA-OZNA dijo...

infinitas gracias por concedernos el privilegio de ser testigos de las bellas letras nacidas de tu alma sensible y dulce de poeta, un besin de esta amiga admiradora.

la MaLquEridA dijo...

¿Y cómo no extrañarte?

Gabriela Amorós dijo...

El trazo del poema deja de ser amargo por el toque surrealista de la imprimación en los objetos de la voz y la imagen de la amante.
Sin duda un bello efecto de las evocaciones del desamor que has plasmado con intimismo mágico y exquisitez.

Un abrazo.

lauviah dijo...

"Hasta el desorden de las sabanas",
te extraña ,, si te extraño toda una vida.

Precioso poema para empesar mi día.

Gracias buen día.

Marisa dijo...

Cuando el viento trae el olor de esa piel enfebrecida, cuando en el desorden de unas sábanas está escrito el nombre de un ser que las ha navegado, es indudable que esa persona extraña esas regiones del viento, esos rincones del alma, y su añoranza vuela hacia esos espacios que la reclaman.

Precioso, Carlos.
Un beso.

Azucala - Melba Mercedes Almeida dijo...

El poeta desnuda su alma al mundo y es puro amor en un grito.
Bella manera de decir mil besos

Carlobito dijo...

La nostalgia puede hacer mucho daño, quizás es necesario cambiar, renovarse para no seguir autoinfligirse sufrimiento en los mismos espacios.

Saludos.

mariarosa dijo...

Buen poema, cuanto sentimiento vas dejando en cada verso.
Te dejo mi aplauso.

mariarosa

Liliana G. dijo...

Sólo sabemos que sos vos quien la extraña porque tu poema prende un broche de amor entre ese espacio vacío y su recuerdo.

Me encanta la tierna melancolía de tus versos.

Besotes.

Noesperesnada dijo...

Lo dices de tal forma que uno llega respirar esos aromas de mujer que se espera...

Diana Ƹ̴Ӂ̴Ʒ dijo...

Emotivo y triste recuerdo, a pesar de ello muy lindo.

Saludos,
Diana