Páginas vistas en total

viernes, 22 de abril de 2011

Reencauche del cuento: la más bella




Ella - mujer pertinaz y hartamente vanidosa - a pesar de la estruendosa rotura y el alarmante déficit mundial de espejos que causa al mirarse en ellos, sigue creyéndose la más bella.

12 comentarios:

Mina dijo...

Hay mujeres que tienen un autoestima de admirarse y para ellas no tienen problema consigo misma, se aman y se sienten bellas.
Lindo leerte

La Cándida Erendira dijo...

Entiendo el cuento...en el maquillaje que le haces...el de la maxfactorización de la mujer, que ya los cuentos de hadas lo habían tratado. El tratamiento que le da al cuento, es más desde el humor, y la ironía, porqué sé que usted es feminista a morir... UN BESO.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Indeclinable en la latría de la femeneidad. De eso no hay duda.

El viejo parce dijo...

Qué bien recreas, situándolo en el contexto actual, el cuento de Blancanieves, y la bruja mala, así suene a pleonasmo. Un abrazo.

monik dijo...

Bravo por ella!! Ojalá todas las mujeres se sintiesen bellas cada vez que se mirasen por muchos espejos que se rompan a su paso!
Un abrazo!

EL AVE PEREGRINA dijo...

La vanidad mata...pero no creo que lleve tanta fealdad con ella...feos ni feas no hay...tan solo se lleva una belleza distraída.

Un abrazo.

Liliana G. dijo...

Ella, el poder devenido en mujer, jamás caducará su soberbia a pesar de la rotura de los espejos. No hay peor ciego que el que no quiere ver...

Estupendo, Carlos. Tus cuentos, abiertos a la interpertación del lector, son una ventana abierta a la reflexión.

Besotes.

la MaLquEridA dijo...

Y es que mientras ella lo crea, nadie le hará pensar lo contrario.


Un beso.

Duna dijo...

El poder femenino y su esencia va mas allá de espejos y de estereotipos.
Genial, Carlos.
Muchos besos....y gracias :)

Carmela Rey dijo...

La vanidad nunca fue digna de admirar, sin embargo no es malo sentirse bella y evitar mirarse en los espejos, por si acaso.
Me ha gustado el contenido de tu blog.
Un saludo cordial.

medianoche dijo...

Espejito, espejito, quien es la más bella, versaba así un cuento muy conocido, hay de quien solo mira espejos, y no ve su corazón, triste verdad.

Besos

María dijo...

El reflejo del espejo que transmite el cuerpo desnudo desde la calidez interior hacia la superficialidad.

Saludos.