Páginas vistas en total

jueves, 21 de octubre de 2010

Corazón vegetal


Cada tajo del hacha,

en el frondoso encino,

una puñalada,

en lo blando

de mi corazón vegetal

10 comentarios:

MORGANA dijo...

Un corazón vegetal que es el de todos...
Besos.

EL AVE PEREGRINA dijo...

Ni que lo digas Carlos,se rompe el corazón porque en ellos también hay vida, pero todo lo que tiene vida de una manera u otra muere.Esta cadena de la vida es lo que siempre digo..."muerte de unos, vidas de otros"

Un placer visitar tu blog.

Saludos fraternos.

anabel dijo...

Siento lo mismo, me duele cada árbol que cae a tierra dejando este planeta nuestro cada vez más desnudo, más desprotegido.

Precioso post.

Un abrazo.

la MaLquEridA dijo...

Un corazón más que se seca dejando áridos los sentimientos.

Liliana G. dijo...

Me duele, me escinde y sangro...
Las palabras se hacen imagen y estas versos con la crudeza de la realidad.

Besos, Carlos, la osadía del hacha no puede con tu poema.

Anouna dijo...

La naturaleza toda late en nuestros corazones, imposible no sentir la puñalada ejecutada por un corazón de acero sobre el cuello de una encina.

Muy bello, lo preciso para sorprender.

Besos, Anouna

CHORIZO CRIOLLO dijo...

LO ENTIENDO ES MUY EXCITANTE SE A LO Q TE REFERÍS MUY SUBLIME MUY SUTIL, COMO SIEMPRE GENIAL! ABRAZO!

Juan F. Remolina C. dijo...

Un corazón vegetal es mucho más fácil de estropear. Sirven insecticidas, plagas de cualquier tipo y hasta un chorrido de miados.

Un saludo desde éste lado del acantilado.

María dijo...

No me gusta que se talen árboles, forman parte de la naturaleza.

Saludos.

Carlobito dijo...

Muy profundo.

Me llena de tristeza la innecesaria muerte de un ser tan fascinante, tan imponente, q ha visto pasar por sus hojas cientos de años para ver un día llegar a un insignificante humano y morir en un dos por tres.

Saludos Carlos.