Páginas vistas en total

lunes, 5 de julio de 2010

Con espíritu de cometa


Se había sacado con dolor de espinas - desgarrando de adentro afuera - todos los rencores y los odios. Se sentía liviano, ya no le pesaban las penas. Había tirado el lastre, y se alzaba como un globo, con la felicidad compartida de niño y cometa, camino ella de un cielo sin nubes, en el esplendor del azul, y él niño bellamente inocente, observando la pandonga liberada de sus manos, como un tachón de colores en la bóveda celeste. Qué importaba, ahora a dónde ir. La culpa lo había llevado a buscar disculpas construyendo caminos con términos y metas. La expiación de aquello que había querido ser: soñadoramente distinto, sin lazos y ataduras, y otros condenaban con alma inquisidora de savoranolas. Ahora, se sentía ligero, era una levedad tal, que caer al vacío no sería restallar contra un fondo de piedras, porque allí no se construía la culpa, sino la razón de ser.

15 comentarios:

Ursula Iguarán dijo...

Bella fusión de géneros. Un abrazo.

El ave peregrina dijo...

A veces es necesario sacar todo ese rencor, recomenzar de nuevo...a pesar de lo que digan...se necesita ser...lo que de verdad se siente...Y se debe llegar a esa verdadera razón...sin miedos...

Hermosa entrada amigo... con realidad incrustada.

Un abrazo.

i am... dijo...

Que maravillosa sensación, una lástima que nos autoimpongámos tantas trabas para poder sentirla.

Besos

Poetiza dijo...

Bellas tus letras. La imagen muy linda. Besos, cuidate.

Perfecto dijo...

Bellisima, sin lugar a dudas. Y gran maestria en trenzar palabras e inteligencia.

Un abrazo.

Zully de P. dijo...

Quisiera sentirme igual de liviana... besos cochovis..

Duna dijo...

Cuando uno se libera del peso innecesario, se siente liviano como el helio...
Un gusto leerte Carlos.
Besos

Anouna dijo...

Veo nacer un concepto para la palabra liberación "Espíritu de cometa"

Y es que se siente así de liberador, elevado y liviano, el desprenderse del lastre que se arrastra hasta dejar estacionado hasta el ánimo y la vida.
Los niños son simbolos de libertad, que bello es regresar a ese estado natural, al dejar lazos y ataduras en una adultez que nos va encasillando el día a día.
Me ha gustado mucho la profundidad del texto, tiene mucho más para ir sacando desde su brevedad tiene mucho contenido.

Un gran abrazo y besos, Anouna

la MaLquEridA dijo...

El lastre que cargamos y que no queremos deshacernos de él de tan acostumbrados que estamos a cargarlo.

Cuando lo hacemos se siente que nos falta algo.



Saludos Carlos.

Alma Mateos Taborda dijo...

Recomenzar sin odios ni rencores presagia un camino con menos nubarrones, es hallar la verdadera razón de ser, como dices. Un excelente y movilizador texto. Felicitaciones! Un abrazo.
En mi blog Con los ojos del alma hay un Premio que me honrará que lo retires. Otro abrazo.

medianoche dijo...

Es un milagro poder sacar aquello que nos lacera el alma y el cuerpo, lograrlo es el éxito del espíritu de cada ser.

Besos

Mercedes Cardona dijo...

MIS PENSAMIENTOS. MERCE CARDONA

Dice. Gracias por leerme, lo que escribo me sale del alma, no se si esta bien pero lo disfruto, y además es gratificante que a alguien le guste.

Bonita foto, hermoso texto, me encante tu bloc, llevas muchas cosas bellas dentro de ti.

Besos

Córdoba dijo...

Qué belleza. Tus tres deseos en corazón de nuez me han atraído hasta aquí. Me gusta tu prosa. Tus palabras son como miel en mis labios.

sedemiuqse dijo...

sensaciones.... ser y no dejar de ser.

Carlos Augusto...Carlos Augusto...Carlos Augusto...

te quiero y aunque no aparezca siempre estas en mi.

Besos y amor
je

Nazaríes dijo...

Bello de verdad..Quien fuera cometa y volar libre por el universo!!!