Páginas vistas en total

domingo, 29 de marzo de 2009

Tatuaje


Contigo

no hay razón

para el olvido:

te llevo tatuada

en la piel

lunes, 23 de marzo de 2009

Mural




L e vino la imagen de la mujer, su cuerpo moreno desnudo, enroscado al suyo, y ese espasmo de aguas tormentosas cuando entraba en ella, y luego se apaciguaban en quietas humedades. De espaldas a la pared, con los ojos vendados y las manos maniatadas, el disparo sonó frío y metálico en la noche, directo a la cabeza del hombre, dejando en el muro blanco del estrecho callejón, el fresco de sus sesos y su sangre esparcidos, como memoria de la infame tragedia.
*Pintura del maestro Fernando Botero

viernes, 20 de marzo de 2009

EN EL DIA MUNDIAL DE LA POESÍA: MARZO 21


1.OBERTURA


Para nadie es un secreto que este 21 de marzo se celebra el El Día Mundial de la Poesía. La idea parte del hecho de que en este 21 de marzo adviene la primavera, estación que llena de vida los cuerpos, y naturalmente los campos, pero también para esta fecha concurre la noche de los Walpurgis, donde se conjugan mitologías de gritos de libertad, onomásticos de brujas, dioses sacudiendo el sueño de la muerte al que los habían enviado sus deicidas, y el despertar de hombres puestos en la ruta de las sombras por un afán de libertad. SE observa, que la idea que más pervive es la de liberación, jaula que se apertura para que vuelen los pensamientos y las ideas, y si las ideas afloran con profusión, es que hay fertilidad, y la fertilidad no puedes estar separada del sensus,por lo que no sólo se es libre con el pensamiento, hay que desearlo, por eso para los románticos la idea de libertad, era pasión y sentimiento.

2. ANDANTE

Primero fue el mito buscando explicar el mundo, a través de la magia de la palabra, y nació la metáfora, y con la metáfora la poesía. Y ésta se quedó en el alma del hombre porque era ella la que le hablaba de su mundo interior, bosque de afectos, sentimientos, dolores, pasiones, sueños y utopías, y de ese ámbito abierto, donde la roca se empina para que el águila otee el horizonte, y los valles se hagan llano, confluencia de ríos y quebradas que son canto natural de cristales de agua. La poesía nació para significar que las cosas existen, y asombrarnos con ella. La realidad no podría ser sin la poesía. Ella la descubre cada día, sacándola de sus escondrijos, entizándola, hasta darle un nombre. Hombre y realidad, son por la poesía, así ést no sea ciencia, ni conocimiento, pero intenta aproximar la realidad, más allá de la frialdad del conocimiento que es método, pues la poesía conoce con las entrañas, con las pasiones, con el dolor que muerde adentro, con la rabia que quiere desanudar los cepos, y aspirar al vuelo de Ícaro, en ese gesto de Miguel Hernández, "para libertad/ sangro lucho pervivo". La poesía es pan diario, alimenta las ganas de vivir, y sólo se vive cuando se satisface el ansia de ser, ese aspirar del viento que eleva el espíritu como una pandonga, y la empuja a conquistar senderos así haya remolinos, tempestades. Sin la poesía, el hombre no fuera humano y sensible. Lo más cercano de la carnadura humana es la poesía, dame un verso que quiero amar y sentir que la vida me duele. Por eso la poesía no muere, y cada día en el mundo nace un poeta para la vida, así como Neruda, Vallejo, Baudelaire, Rimbaud, Poe, Orietta Lozano, María Mercedes Carranza, Alfonsina Storni, Violeta Parra, Gioconda Belli, Gonzalo Arango, J. Mario, Eduardo escobar, William Ospina, Mario Rivero, Jattin, JUan manuel Roca y tantos otros, que con su aparición aseguran el sentido de la existencia: la libertad de ser y construir los sueños.
Piedecuesta, ha sido terreno abonado para que la siembra de los versos espigue anchurosa, con la virtud de la metáfora silvestre, esa que no le pide permiso a lo oficial para anidar en las manos la libertad de la pluma. Piedecuesta tiene su historial poético recio y de arraigo: Daniel Mantilla Obregozo, Vicente Arenas Mantilla, Pablus Gallinazus, Carmen Cecilia Díaz de Almeyda, Germán Valenzuela, Rosalba Mantilla, Elvia Pedraza,; Adriana Ortega, Didier, Raúl Martínez, Carol Cuevas, Oscar Alonso delgado Vera, Juan Francisco Remolina, Janeth Ramírez, El Monje Jorge, Mariela Basto Hernández, Henry Carvajal, Jonh Cañón, Heidi Andrea Meneses, Freddy Chona, Holguer Alfredo Cruz, Holguer Roa, Pastor Julio Delgado Lizarazo, Edson Velandia, Ciro Gélvez, Sra. Carmen Astrid, y y entrañables jóvenes poetas desaparecidos: Edinson Pacheco, Mario González Sandoval.


3.SOTTO VOCE

En el Día Mundíal de la Poesía mi mano tendida y fraterna para todos los poetas de Blogger de manera entrañable, y en fecha tan significativa, los alienta a mantener viva y firme la pluma, porque la poesía es la vida misma, luego el poeta escribe para que sintamos que aún vivimos, y que las utopías no son esperanzas moribundas, sino la concreción del sueño de un mundo donde quepamos todos en la diferencia.

domingo, 15 de marzo de 2009

En vos entro


Te beso.

En vos entro

suave,

lento,

creciendo

como encendido pedernal,

abriéndome camino entre tus aguas tibias

hasta romper los diques,

y sentir que aferras tus dientes en mi carne,

y eres luego

calma,

serenidad de ola exánime en la playa.

lunes, 9 de marzo de 2009

El viento


Sin el viento

moriría de nostalgia,

ahora que eres ausencia.

Él me trae entre sus pliegues

el olor de tu pelo

perfumado

de madrugadas frescas.

miércoles, 4 de marzo de 2009

TRAS LAS HUELLAS DEL POEMA, TERTULIA PARA CIRO ALFONSO GÉLVEZ Y SUS TEXTOS ENTRE LA ÓNTICA EXISTENCIAL Y LA IRONÍA CIORANA




El verso ha hecho que la palabra no muera. Sin el verso (en extensión dígase poesía), la palabra fuera una piedra más tirada en el camino. En el verso la palabra gana estatura. Se hace tangible, porque significa la vida la misma, y la realidad agita sus membranas y nos hace verla en todos sus flancos, con todas sus fortalezas y sus vulnerabilidades.

Por eso, hace veinte años, cogimos la palabra y le abrimos un espacio en noches en que un verano inclemente, causado por el fenómeno climático del niño, obligaba a racionar la electricidad, y la oscuridad templaba en todo su vigor las sombras. Para alumbrar vino la palabra hecha verso, y aperturó un espacio en el cual pasar lo duro del apagón con la nervadura de la metáfora y el tropo. Sin la poesía, la amnesia se hubiera apoderado de la palabra, y la mudez, como en la peste del olvido en el Macondo de Cien años de Soledad, nos hubiera puesto a tartamudear, y a dejar como migas de pan, rastros de palabras para no olvidar que hablábamos. La poesía nos salvó, porque encendió más hogares de creatividad, y disparó los imaginarios, haciéndolos versos.

Cuántos han pasado por Tras las huellas del poema, para sentir que viven la palabra hecha ritmo de sensibilidades, de fracasos, derrotas, epinicios, o para sentir que la palabra engendrada en la poesía libera, y permite hacer realidad los sueños, para derrotar a aquellos que en la canción de Alberto Cortez, creen que es imposible hacernos ícaros y levantar vuelo.


Hace unos quince días atrás estuvo, Karoll Cuevas, en la tertulia, con su poesía tejida en los pliegues de los afectos, los sentimientos y el amor. Ahora, tomó la palabra, Ciro Antonio Gélvez, quien vive la literatura en una mixtura de filosofía, literatura y política. Más hacia lo Ciorán, con textos irónicos, reflexivos, y sentenciosos, si acaso se quiere un fondo, mientras en la forma impera la cortedad, y se mezcla poesía, narrativa y filosofía en un afán de no definirle fronteras, quizás como ve el inmenso bardo Álvaro Mutis la literatura: una actividad sin fronteras, categorizadas en sus géneros. Por eso en Ciro Alfonso Gélez, se funden poética, narrativa, filosofía y pensamiento: Sólo me resta decir.../ que no te quiero,/ que todo fue en vano/. Pensaba el doliente/ Temía perderla.../Un relato de cobardía.

La desesperanza, el desengaño, el Sísifo cargando siempre la piedra a la cima, y ver frustrado el empeño de descargar la roca en la cumbre, esa mueca amarga de perder la fe, tan ciorana, se percibe en este texto:


"Pensar que el mundo parece uno solo, se le había convertido en una frase aliciente para todas us irresoluciones; en verdad la vida lo golpeaba últimamente muy duro, todas esas historias alegres en un principio eran pura mierda, la realidad es un eterno presente de sobrevivencia. Pareciese que la vida y el sufrimiento fueran lo mismo aquí en el discurso y todfo lo demás oprimen al hombre, no hay espacio para la esperanza. Salió de su letargo únicamente cuando una lágrima rodó por su mejilla".